Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ETA quiere muertos y cuanto antes: análisis y conclusiones de la Ertzaintza tras estudiar el ‘modus operandi’ de los terroristas en Zarautz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Fueron dos jóvenes miembros de ETA los que saltaron la valla de la comisaría y dejaron la mochila-bomba dentro del recinto. Escaparon en un coche donde les esperaba un tercer etarra. Las investigaciones de la Ertzaintza concluyen que el procedimiento empleado en Zarautz demuestra que la banda quiere causar víctimas.

La madrugada del pasado martes, en torno a la 1:30 de la madrugada, una bomba hizo explosión en el interior del recinto de la comisaría que la Ertzaintza tiene en el municipio guipuzcoano de Zarautz. El ataque provocó importantes daños materiales en las dependencias policiales, sin producir ninguna víctima mortal.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de la lucha antiterrorista, las primeras conclusiones de los investigadores es que “ETA quiere causar muertos, y los quiere cuanto antes”. El análisis del material obtenido a través de las cámaras de seguridad que vigilaban el perímetro de la comisaría de Zarautz permite extraer algunos detalles que llevan a esta conclusión:

-- Como se hizo público en la tarde de este martes, casi una hora antes de la explosión, las videocámaras grabaron cómo un terrorista, de corta edad, saltaba el muro –de 1,50 metros de altura aproximadamente- que rodea el edificio policial y depositaba en una zona de hierba la mochila que le había pasado desde el exterior otro miembro de ETA y que protegía el explosivo.

-- El artefacto (una olla) estaba compuesto por unos cinco kilos de nitrato de amonio (amonal) acompañados de un temporizador. Para los investigadores, este dato es significativo: “cuando ETA utiliza tal cantidad de explosivo es que quiere matar”. El amonal es, además, un compuesto explosivo de sencilla elaboración y que fue muy utilizado por la banda terrorista en los años 80 y 90.

-- La reconstrucción de los hechos que hace la Ertzaintza desde que el terrorista depositó la mochila-bomba en el interior de recinto y saltó nuevamente al exterior para regresar junto a su compañero, es la siguiente: a dos manzanas de allí había esperándoles un tercer terrorista con un vehículo al que se habrían subido los dos individuos aún sin identificar. Los tres etarras abandonaron el lugar en ese coche en dirección a la autopista A-8.

-- Esta forma de actuar, advierten los investigadores, demuestra que ETA pretende asesinar –no hay que olvidar que la Ertzaintza es ahora objetivo prioritario de la banda. En las comisarías de la policía autónoma vasca existe, en estos casos, un protocolo de actuación que se activa en caso de percatar la presencia de un objeto sospechoso. Los terroristas esperaban efectivamente que, actuando de forma habitual, varios agentes acudieran a comprobar el paquete detectado y que este hiciera explosión en ese momento. Este método ‘trampa’, recuerdan, ya se empleó hace algunos años contra agentes de la Guardia Civil.

En estos momentos, la Ertzaintza continúa analizando las imágenes para averiguar por qué no fue detectado ni el terrorista que accedió a la comisaría, ni la mochila cuando ya había sido depositada.

Los sindicatos del cuerpo policial reclaman al Departamento vasco de Interior unas “medidas de seguridad adecuadas” para evitar sucesos como el de Zarautz. Amenazan, incluso, con manifestaciones callejeras.