Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los presos de ETA “se encuentran tranquilos y expectantes” ante el diálogo con el Gobierno: evitan montar gresca y crear problemas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Están todos muy tranquilos, a la espera de acontecimientos. Esta es la percepción que de ellos transmiten a El Confidencial Digital algunos funcionarios de prisiones que siguen de cerca a este colectivo. Siguen aislados y distantes pero se muestran extrañamente pacíficos.

Fuentes consultadas por ECD en las prisiones españolas aseguran que la situación de los presos de la banda terrorista ETA pasa en la actualidad por una actitud tranquila y serena. Las mismas fuentes indican que parecen haber recibido instrucciones de “no montar gresca con reivindicaciones”.   Hay que recordar que muchos de los encarcelados de la banda sufrieron un duro golpe con el cambio de criterio judicial en la unificación de condenas. Ese horizonte cerrado ha sido sustituido ahora por el aliento que traen las últimas noticias sobre una próxima negociación entre el Gobierno Zapatero y la banda.   El “frente de makos”, como se conoce a la agrupación de los presos etarras en las cárceles, siempre ha estado muy controlado por la organización. La cúpula de ETA pretende evitar así que las duras condiciones de la vida en prisión debilitaran la cerrada ideología de la banda, y pusiera en peligro su unidad con voces disidentes. Los terroristas que han iniciado el camino de plantear el abandono de las armas, o una menor presión sobre el Estado, han sido castigados duramente o expulsados por la jefatura de la organización.   A día de hoy, no se han efectuado movimientos de presos de importancia, confirman las mismas fuentes, salvo traslados discretos revelados recientemente por Etxerat, la asociación de familiares de presos de ETA. Según dicha asociación se ha acercado geográficamente a siete presos, de entre los que destaca Idoia López de Riaño, “La Trigresa”, que ha pasado de la prisión de Puerto II, en Cádiz, a Badajoz, una instalación considerada de mucha más calidad en el propio ámbito de prisiones.   Pese a su actitud más discreta en las cárceles, los presos de ETA siguen actuando como hasta la fecha, moviéndose como grupos aislados, ajenos a la vida común de las instalaciones. Mantienen una actitud distante con los demás internos, y dejan claro a los trabajadores de los centros quiénes son, reivindicando en cierto modo su historial delictivo.