Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ETA está buscando apoyos en foros internacionales y la figura de un mediador extranjero que retome el diálogo pero sólo ha recibido una dura reprimenda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La banda está explorando nuevos caminos en el extranjero, ahora que los contactos nacionales han caído en saco roto. Además de la gira por Europa de Josefa Álvarez, el responsable del área internacional de Batasuna, para sondear quién sigue de su lado tras la ruptura de la tregua, otros dirigentes han estado sondeando otras posibilidades.

No es la primera vez que la banda terrorista ETA busca en el exterior una salida para salir del “colapso del conflicto vasco”. La semana pasada el dirigente de Batasuna, Joseba Álvarez, anunciaba que la formación intentaría conseguir ayuda internacional para reanudar el diálogo. Lo cierto es que ya han tenido lugar algunos contactos y en diversos frentes, según cuentan a El Confidencial Digital fuentes cercanas al entorno abertzale, aunque no con muy buenos resultados. Al parecer, lo máximo que ha conseguido la banda es una “reprimenda”, en términos muy duros, por la reciente ruptura de la tregua y un claro mensaje de que retomen el camino del diálogo.

No es esta la versión que ha vendido Álvarez. Según el dirigente abertzale, unas 40 organizaciones les han mostrado su apoyo, además de un rechazo al encarcelamiento de Arnaldo Otegi. Álvarez, curtido en diversos encuentros como la reunión en Sudáfrica a la que debía haber acudido Otegi poco antes de ingresar en prisión, había tomado muy en serio las líneas generales que le dio Brian Curri, experto en resolución de conflictos, de volver a retomar el diálogo como la única forma de solucionar el conflicto.

Además, dirigentes de la izquierda abertzale se han ido de gira por Latinoamérica para explicar cómo está la situación tras la ruptura de la tregua. Según Askapena, grupo internacional abertzale, el responsable de los contactos fue Walter Wendelin, representante para América Latina de la asociación que visitó Argentina, Bolivia y Chile, para buscar “apoyos” al movimiento independentista vasco.

No es la primera vez que la banda decide acudir al exterior cuando ha quemado todos los cartuchos en la política nacional. En 2005 la banda envió una remesa de cartas a delegaciones diplomáticas, días antes de que el Foro de Debate Nacional –que cuenta con el respaldo de europarlamentarios próximos a sus tesis-, pidiera en Bruselas la implicación de las instituciones europeas en la resolución del conflicto político vasco.