Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El guardia civil herido por ETA está en coma profundo, sin signos de actividad. Se levanta el dispositivo especial pero continúa la búsqueda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las fuerzas francesas del orden han levantado el dispositivo especial activado este sábado tras el atentado sin precedentes perpetrado por ETA contra dos guardias civiles en el suroeste de Francia, pero continúa la búsqueda de los tres autores.

Uno de los dos guardias civiles tiroteados murió en el acto mientras que el otro se encuentra en "estado de coma profundo, sin signos clínicos de actividad cerebral", según el parte médico emitido esta mañana por el hospital de Bayona donde está ingresado.

El tiroteo contra los dos guardias civiles, de 23 y 24 años, tuvo lugar el sábado hacia las 09.30 hora local (8.30 GMT) en el aparcamiento de la localidad de Capbreton (Landas), a unos 25 kilómetros al norte de Bayona.

Fuentes próximas a la investigación han explicado a EFE que el llamado “plan Epervier”, activado ayer tras el atentado y que moviliza a numerosos medios terrestres y aéreos, es eficaz sólo en las primeras horas para tratar de localizar a fugitivos, de ahí que se haya levantado durante la pasada noche.

Pero prosigue la búsqueda de los tres presuntos etarras, dos hombres y una mujer, que en su huida ayer secuestraron a una conductora para robarle su coche, un Peugeot 307, cerca de Mont-de-Marsan, antes de soltarla poco antes de las 13.00 locales a unos quince kilómetros al sur de Burdeos.

Otras fuentes indicaron que si los fugitivos se dirigieron hacia esa zona, es que deben de tener allí algún escondite. El Confidencial Digital adelantó ayer que una de las matrículas que manejaban los cuerpos de la lucha antiterrorista llevaba la siguiente identificación: 6642 PF 33.

Los testimonios de la conductora secuestrada y de personas que estaban en la cafetería de Capbreton, donde coincidieron, de forma fortuita, los dos guardias civiles y los tres presuntos etarras, no han permitido identificar a los supuestos agresores hasta el momento, señalaron las fuentes.

Tampoco se han encontrado -agregaron- elementos que permitan una identificación en el Peugeot 307 con el que los presuntos etarras huyeron de Capbreton y que abandonaron cerca de Mont-de Marsan. En el vehículo, examinado por los expertos de la policía científica, se encontró una pequeña cantidad de una sustancia que puede servir para explosivos.

La Policía trabajó también durante la noche sobre el vehículo del Ministerio francés de Interior, en el que iban a entrar los dos guardias civiles cuando fueron tiroteados por los dos hombres.

Según informaron los ministros de Interior de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Francia, Michèle Alliot-Marie, en rueda de prensa ayer en Capbreton, el encuentro en la cafetería entre los dos guardias civiles y los tres presuntos etarras fue fortuito.

"No sabemos por qué se han debido reconocer y el resultado es que cuando han salido los guardias civiles han salido detrás los tres etarras, dos hombres y una mujer. Ha habido una discusión y ha acabado con un tiroteo", explicó Rubalcaba.

Añadió que si bien este extremo está pendiente de confirmación, "al parecer desde dentro de la cafetería se han escuchado gritos fuera, por tanto ha debido haber gritos o una conversación".

Por su parte, la ministra francesa dijo que los guardias civiles fueron objeto de "dos tiros" disparados "a sangre fría", en lo que llamó un "asesinato".

·Publicidad·
·Publicidad·