Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ETA radicaliza la extorsión a los empresarios vascos y navarros y comienza a pedir en sus cartas una cifra excepcional: 100.000 euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La banda terrorista no ha abandonado su empeño por seguir recaudando fondos a través de la extorsión. Lo que sí ha variado, de un tiempo a esta parte, es la cantidad exigida en esas misivas: de los 64.000 euros que había llegado a pedir en la última remesa ha subido a más de cien mil.

La Policía Autónoma Vasca es la gran receptora de las denuncias de empresarios e industriales que están recibiendo en los últimos meses alguna carta de extorsión de la banda terrorista ETA. Fuentes de la lucha antiterrorista han confirmado a El Confidencial Digital que, en algún caso, esa cantidad exigida por los terroristas ha superado los 100.000 euros, unos 16 millones de las antiguas pesetas.

Estas mismas fuentes recuerdan que se trata de cantidades desorbitadas e inusuales. Tan sólo en las épocas en las épocas “más duras” de la banda, a mediados de los años 90 y hasta el 2000, ETA se había acercado a esas cifras. En cualquier caso, nunca en período de “tregua”. De hecho, recientemente han salido a la luz pública otras misivas en las que la banda terrorista ha pedido a los empresarios extorsionados entre 24.000 y 64.000 euros.

Tanto la redacción como la forma de pago son similares a las de remesas anteriores. En el texto se dice que ETA tendrá en cuenta el día de mañana el apoyo –del empresario extorsionado- “a su revolución”. Y que el pago debe hacerse “de la forma más discreta posible”.

Las cartas extorsionadoras han sido enviadas por correo ordinario y con los logotipos habituales de la organización terrorista. Sus destinatarios son empresarios e industriales del País Vasco y Navarra. “Están dirigidas a los pocos que quedan ya sin pagar”, dicen a ECD fuentes de la lucha antiterrorista. No son recordatorias de misivas anteriores.