Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Movimientos de cara a la segunda legislatura del PP

La elección del nuevo ministro de Economía desata otro pulso entre Soraya Sáenz de Santamaría y Margallo

Álvaro Nadal es el candidato que la vicepresidenta ha propuesto a Rajoy. El ministro de Exteriores ha intensificado estas semanas la entrega de informes económicos al presidente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La previsible salida de Luis de Guindos hacia el Eurogrupo ha provocado movimientos soterrados en el Gobierno por hacerse con el sillón de ministro de Economía. Dos destacados miembros del Ejecutivo están echando un pulso para intentar ganar cotas de poder: la vicepresidenta Sáenz de Santamaría y el ministro de Exteriores, García-Margallo.

Sáenz de Santamaría y García-Margallo. Sáenz de Santamaría y García-Margallo.

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes de toda solvencia, los sucesores de Luis de Guindos están ya tomando posiciones ante la elección que deberá realizar Rajoy en los próximos meses cuando designe un nuevo ministro de Economía si el PP gana las elecciones en noviembre del año que viene.

Nadal, Margallo y Montoro están en la pelea

Se han comenzado a mover, aseguran, aquellas personas que pueden tener influencia en el presidente. Intentan convencerle ya del perfil más adecuado para el cargo.

A día de hoy, en un lado se sitúa la vicepresidenta Sáenz de Santamaría. Ella se ha puesto como objetivo que el actual director de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, sea el elegido.

En frente se ha colocado el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, en un intento de hacerse valer él mismo ante Rajoy para alcanzar el cargo que anhela desde hace tiempo.

También Montoro, aunque con menos opciones tras cuatro años de tremendo desgaste en el Ministerio de Hacienda, está dispuesto a dar la batalla por el puesto.

Álvaro Nadal es el candidato de Soraya

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD confirman que Soraya Sáenz de Santamaría apuesta firmemente por Álvaro Nadal para reemplazar a De Guindos. Incluso, ha propuesto su nombre al presidente, a quien ha trasladado su opinión sobre este asunto.

Considera que el director de la Oficina Económica fue uno de los principales compañeros de viaje de Rajoy en los siete años de oposición durante el Gobierno de Zapatero. Un equipo económico en el que se encontraban también Cristóbal Montoro y Fátima Báñez, que ya forman parte del Ejecutivo.

Por el momento, el propio Nadal se está manteniendo al margen de cualquier disputa por si esa circunstancia le pudiera restar opciones en el futuro.

Margallo también se mueve para ser elegido

Según las fuentes consultadas, uno de los candidatos que no está ocultando en privado su aspiración es García-Margallo. Tal y cómo se contó en este confidencial, el ministro de Exteriores es uno de los miembros del Gobierno que está siguiendo más de cerca el asunto catalán, uno de los desafíos clave para el Ejecutivo en las próximas semanas.

Se ofreció ya hace tiempo a Mariano Rajoy para reportarle información y datos sobre Cataluña. El presidente cuenta desde hace meses con ese apoyo para gestionar la crisis con la Generalitat.

Pero no solo eso. El ministro de Exteriores se ha implicado en los últimos meses en cuestiones económicas. Mucho más de lo previsto y de lo esperado.

Incluso, según revelan a ECD en el entorno del presidente, ha intensificado la entrega de informes económicos a Rajoy en un intento de auto-postularse para el cargo. Un movimiento que no ha pasado inadvertido para muchos altos cargos del Gobierno y del PP.

El enésimo pulso entre ambos ministros

La elección del nuevo ministro de Economía no es el primer enfrentamiento entre Sáenz de Santamaría y García-Margallo. En el Ejecutivo aún recuerdan las disputas entre ambos a cuenta de la Ley de Acción y Servicio Exterior.

La vicepresidenta apostaba porque los embajadores de España no sólo fueran diplomáticos, mientras que el ministro de Exteriores se oponía con rotundidad a ese criterio.

También fueron notorias sus diferencias en relación a Cataluña. Mientras Sáenz de Santamaría declaraba en público que el Gobierno no trataría mejor a una región que otra, García Margallo se desmarcaba y resaltaba la especificidad de Cataluña. Llegó a proponer incluso un estatuto fiscal especial para la comunidad como solución al conflicto con la Generalitat.

Rajoy se decanta ahora mismo por Nadal

Nadal es en este momento el candidato mejor situado para sustituir a Guindos al frente de Economía. No solo porque cuente con el aval de la vicepresidenta. Rajoy lo quería durante esta primera legislatura “cerca de él, cocinando en Moncloa las profundas reformas económicas que necesitaba el país”.

Pero ahora la situación económica ha cambiado sustancialmente. En estos momentos, el presidente considera que se dan las circunstancias para que, si él quiere, dé el salto al Consejo de Ministros.

La opción de García-Margallo no le acaba de convencer al presidente. Aseguran en su entorno que tendría problemas para encontrar un sustituto de primer nivel que asumiera el ministerio de Asuntos Exteriores. Un departamento al que Rajoy otorga en este momento una especial importancia en su estrategia de diplomacia económica.

Montoro está prácticamente descartado

Fuentes con acceso al Palacio de la Moncloa explican también a ECD que el presidente confía plenamente en Cristóbal Montoro, de quien valora el enorme trabajo que ha hecho en los últimos meses con el ajuste presupuestario para corregir el déficit excesivo.

Todo ello, a pesar de algunas polémicas innecesarias en las que se ha visto envuelto, la aprobación de medidas muy antipopulares como la amnistía fiscal, o su actitud desafiante en algunas ocasiones, como por ejemplo los ataques que lanzó contra los artistas que no pagan impuestos en España, e incluso aludiendo a diputados, periodistas...

Pero parece, según explican en el Gobierno, que el ministro de Hacienda no va a ser incluido ahora en la lista del presidente como futuro titular de Economía.

Hubiera tenido su oportunidad con una salida precipitada de Guindos al Eurogrupo. Rajoy habría optado, en ese caso, por una vicepresidencia económica única (Economía y Hacienda) para agotar los últimos meses de la legislatura.

Montoro intentó convencer al presidente durante semanas de que esa baza era la mejor. Pero se vino abajo a mediados de agosto con la confirmación de que Luis de Guindos seguirá en el Gobierno como mínimo hasta el verano que viene.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·