Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La ministra de Educación ‘no tiene quién la entienda’: Mercedes Cabrera tuvo que grabar hasta dos veces sus palabras para explicar a la prensa el nuevo Bachillerato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todo fue un tanto surrealista. La máxima responsable del Ministerio de Educación pidió una cita con la prensa congregada en el Senado para otros menesteres: quería aclarar “los malentendidos” recogidos en los medios tras lo que había dicho el día anterior en el Congreso. En vano: sólo a la tercera fue la vencida.

Mercedes Cabrera apareció sonriente en el Senado, llamó a los periodistas para hablar de la reforma de Bachillerato y explicar a los ‘plumillas’ los puntos clave que no habían entendido. Se colocó ante el atril y los profesionales se apresuraron a improvisar el despliegue no previsto de micrófonos y cámaras. Y la ministra comenzó a hablar.

Sin embargo, según pudo constatar El Confidencial Digital, las nuevas explicaciones tampoco fueron suficientes. Los redactores dieron por finalizado el encuentro y comenzaron entonces a reunirse en corrillos para aclarar, con la ayuda de todos, lo que acababa de exponer Mercedes Cabrera.

Entonces, uno de los profesionales de la prensa le pidió a la ministra en privado que le repitiera las ideas sobre el punto más conflictivo: el que habla de los estudiantes con tres o cuatro asignaturas pendientes y las probabilidades, mayores o menores, que tendrán de repetir curso. La ministra inició una nueva charla aclaratoria, muy coloquial, en la que –entonces sí- quedó todo algo más claro: el Gobierno parece que no quiere introducir ninguna rebaja y sólo quiere utilizar un modelo similar al universitario.

En ese momento, otros periodistas se acercaron y, al ver que el punto crucial parecía aclarado definitivamente, le pidieron a Mercedes Cabrera que repitiera aquellas palabras ante cámaras y micrófonos. “Así, sí se entiende. Si lo hubieras explicado así desde el principio…”, llegó a espetarle un comunicador. Y, de nuevo, la ministra al atril.

La titular de Educación cerró su tercera intervención en dos días con una coletilla: “Bueno, espero que esta vez quede todo suficientemente aclarado”. Sí. A la tercera fue la vencida.

·Publicidad·
·Publicidad·