Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Encuestas internas en Guardia Civil y Policía Nacional dan a Rafael Vera apoyos del 80 por ciento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La próxima entrada de Rafael Vera en la cárcel, a partir del 1 de marzo, inquieta sobremanera al Gobierno, primero por la posibilidad de que adopte desde el primer día una huelga de hambre, segundo porque algunos miembros destacados del PSOE —el más sobresaliente, Felipe González- están por la puesta en libertad, y tercero porque el ex secretario de Estado de Interior sigue teniendo un elevado nivel de apoyos en los cuerpos y fuerzas de Seguridad.

La próxima entrada de Rafael Vera en la cárcel, a partir del 1 de marzo, inquieta sobremanera al Gobierno, primero por la posibilidad de que adopte desde el primer día una huelga de hambre, segundo porque algunos miembros destacados del PSOE —el más sobresaliente, Felipe González- están por la puesta en libertad, y tercero porque el ex secretario de Estado de Interior sigue teniendo un elevado nivel de apoyos en los cuerpos y fuerzas de Seguridad. La solidaridad de guardias civiles y policías nacionales con Rafael Vera, por el trabajo desempeñado en el Ministerio, es muy elevada. Según datos recogidos por El Confidencial Digital, encuestas internas reflejan que el 80 por ciento de los miembros de estos cuerpos tienen una opinión favorable a Rafael Vera. Dentro de la Guardia Civil y la Policía Nacional se piensa que ha sido la única persona que de verdad se ha preocupado por ellos, con hechos. Luchó por mejorar su situación, en medios y en retribuciones, y en muchos casos aportó dinero de fondos reservados para resolver situaciones personales complicadas. Por ejemplo, facilitando la ayuda de abogados cuando algún agente, sobre todo los destacados en el Norte de España y los que luchaban con el terrorismo, se encontraba en problemas con los tribunales. Piensan también que se dejó la vida en su trabajo en el Ministerio, y que es el único que llevó un mando unificado, serio y coherente, en la lucha contra los terroristas. Todo esto es cosa sabida por destacados dirigentes socialistas, como es el caso de Alfredo Pérez Rubalcaba, que vivió esta historia cuando era diputado, y sobre todo por la Vicepresidenta Primera, Fernández de la Vega, que la conoció desde su cargo en el Ministerio de Justicia.