Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Enorme preocupación en Moncloa por los inquietantes datos que llegan desde Afganistán: incidentes de riesgo de las tropas españolas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Lo de Afganistán comienza a ser una misión de alto riesgo”. Ese es el mensaje transmitido desde altas instancias del Ejército español a Moncloa, un diagnóstico que, según fuentes cercanas al Ejecutivo, ha llenado de preocupación al entorno de Zapatero. Tras la retirada de Irak, al Gobierno le haría un flaco favor la llegada de muertos desde Herat.

“Lo de Afganistán comienza a ser una misión de alto riesgo”. Ese es el mensaje transmitido desde altas instancias del Ejército español a Moncloa, un diagnóstico que, según fuentes cercanas al Ejecutivo, ha llenado de preocupación al entorno de Zapatero. Tras la retirada de Irak, al Gobierno le haría un flaco favor la llegada de muertos desde Herat.

 

Lo más grave de este asunto es que la situación ha comenzado a ser, desde hace algunos meses, muy comprometida. Según ha podido escuchar El Confidencial Digital en fuentes militares, se habrían producido ya algunas escaramuzas en territorio afgano cuyo objetivo habría sido el contingente español en la zona.

 

Se habla de ataques que han puesto en riesgo la integridad de las tropas desplazadas que, en conversaciones telefónicas con familiares, habrían reconocido los hechos. Todo tiene que ver con la mayor intervención del contingente español en misiones peligrosas y, sobre todo, la actual cercanía a las denominadas “rutas de la droga”.

 

El creciente riesgo de los soldados españoles ha sido tratado ya en Consejo de Ministros pues las probabilidades de caer en emboscadas y sufrir alguna baja son ya muy altas. En este sentido, Zapatero habría pedido un gran esfuerzo a la secretaría de Estado de Comunicación para “controlar” este asunto y la difusión de algunas consignas: máxima discreción, prudente silencio y enfocar las informaciones desde la normalidad.

 

Desde esta óptica se podría interpretar la filtración a un diario nacional este martes de la noticia sobre un supuesto interés del Ministerio de Defensa por enviar 500 soldados más a Afganistán –duplicando de este modo el contingente español en la zona- con el único objetivo de “proteger las elecciones”.

 

Esta voluntad del departamento que dirige José Bono estaría también relacionada con la reciente visita del ministro español a los Estados Unidos, dispuesto a realizar algunas “concesiones” a los norteamericanos –que incluiría un nuevo envío de tropas a Afganistán- para lograr la normalización de las relaciones con Washington.