Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

José Enrique Serrano se mueve, a las puertas del nombramiento de nuevos ministros: cena con Joaquín Almunia, almuerzo con Pedro Solbes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La expectativa del nombramiento de nuevo Gobierno ha puesto en marcha a algunas significadas personas, singularmente entre aquellos que quieren, y tienen alguna expectativa, ser nombrados ministros. En esas quinielas aparece José Enrique Serrano, y él se está moviendo mucho últimamente.

Fuentes políticas de alto nivel han confirmado a El Confidencial Digital, por ejemplo, que el todavía jefe de Gabinete de Rodríguez Zapatero ha mantenido estos días contactos muy significativos: una cena con Joaquín Almunia y un almuerzo con Pedro Solbes.

Según esas fuentes, esa actividad no tiene que ver con su trabajo habitual de “fontanero” de La Moncloa. Es decir, no está relacionada con ningún encargo del presidente del Gobierno, ni dice relación con su labor en el Gabinete de Zapatero. Tiene que ver con sus aspiraciones a entrar a formar parte del nuevo Ejecutivo, a ser posible ministro de la Presidencia, algo que no gusta demasiado a la vicepresidenta Fernández de la Vega.

La cena con el comisario europeo Joaquín Almunia (ex secretario general del PSOE) se celebró el pasado jueves, y durante la conversación charlaron concretamente de ese objetivo de convertirse en ministro. Y también sobre cómo debería ser la nueva estructura del Gobierno, en especial en lo que se refiere a los departamentos del área económica.

Al día siguiente, viernes, José Enrique Serrano almorzó con el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en el restaurante ‘Currito’. A él, José Enrique Serrano le planteó una petición de apoyo para sus opciones de ser ministro.

Las informaciones recogidas por ECD añaden que, a cambio, se comprometió a defender la idea de incorporar al Ministerio de Economía las competencias en energía y telecomunicaciones, sacándolas para ello del ministerio de Industria. El movimiento se produciría, además, precisamente antes de la llegada a esa cartera (o una similar) de Miguel Sebastián, ex director de la Oficina Económica de La Moncloa.

Hay que recordar que en la reestructuración del esquema de competencias y administrativo del futuro Gobierno tiene mucho que decir Serrano, porque ese borrador lo está redactando el equipo de asesores directos de Zapatero.

Como ya se ha contado en estas páginas (véalo aquí), Alfredo Pérez Rubalcaba vería con buenos ojos la llegada a un ministerio de una persona con la que sintoniza desde hace años, y que además conoce bien la etapa más dura, difícil y escandalosa del felipismo.