Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Entrevista Zapatero-Passos Coelho en Moncloa: Portugal propondrá sustituir el AVE Madrid-Lisboa por un trazado de transporte de mercancías para sacar sus productos a Europa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El primer ministro portugués, Pedro Passos-Coelho, se entrevistará hoy con Rodríguez Zapatero en Moncloa. En la agenda figuran los últimos acontecimientos sobre la crisis económica en la UE que han forzado a drásticos ajustes en Portugal. El Gobierno luso propondrá al Ejecutivo español sustituir el AVE Madrid-Lisboa por un trazado de transporte de mercancías.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, lo que Lisboa tiene previsto presentar a Rodríguez Zapatero durante la cumbre de hoy en Madrid es una alternativa que sea a la vez menos costosa para las arcas del Estado y más favorable a la economía nacional.

Va a plantear una red ferroviaria de altas prestaciones, electrificada y con ancho de vía europeo, para poner las exportaciones portuguesas más rápidamente en España y en Europa. Para las autoridades lusas, lo prioritario ahora ya no es transportar pasajeros entre Lisboa y la capital española a 250 kilómetros por hora, sino incrementar la competitividad de sus productos.

El nuevo Ejecutivo de Portugal, que tomó posesión en junio, anunció la suspensión del AVE Lisboa-Madrid tras su investidura, lo que tampoco extrañó en su momento, ya que durante la campaña electoral ya había criticado duramente el trazado entre las dos capitales de la Península Ibérica.

Fuentes gubernamentales explican a ECD que Zapatero aprovechará su encuentro con Passos Coelho este miércoles en el Palacio de la Moncloa para pedirle explicaciones sobre la cancelación de este plan. Concretamente, el presidente del Gobierno pedirá a su homologo luso que no dé por muerto un proyecto, que relanzará la economía de ambos países y que por parte española ya está en obras, después de que José Blanco garantizara hace unas semanas que finalizará la construcción ya en marcha de la línea desde Madrid hasta la frontera portuguesa.

Tampoco el titular de Fomento español está dispuesto a que la inversión hecha caiga en saco roto: Blanco no quiere que el proyecto del AVE se tire a la basura, y estaría dispuesto a aceptar, en base a las dificultades económicas del Estado portugués, una ralentización de las obras con un nuevo calendario.

El ministro de Economía de Portugal, Álvaro Santos Pereira, ya trasladó a José Blanco hace unas semanas su intención de pronunciarse sobre este plan a finales de septiembre, una vez haya reevaluado su viabilidad económico-financiera.

También se comprometieron a reunirse en Lisboa a mediados del próximo mes, en una reunión monográfica, para impulsar el desarrollo del transporte ferroviario de mercancías mediante ancho internacional que permita dotar de una mayor competividad a las exportaciones de ambos países al resto de Europa, fomentando al mismo tiempo la conectividad de los puertos y plataformas logísticas portuguesas y españolas

Los argumentos del Gobierno español

Según las fuentes consultadas, el Ejecutivo español intentará convencer a Portugal de la importancia estratégica del AVE y le explicará como en España la financiación se hace también a través de fórmulas de colaboración pública-privada, que permiten al Estado obtener recursos económicos, que serían imposibles de conseguir en plena campaña de reducción del déficit.

Aportará otro argumento para convencer a las autoridades lusas: las condiciones que la Unión Europea impuso a Portugal tras su rescate, solo hacen referencia al proyecto del AVE Oporto-Vigo, cuyo aplazamiento había sido ya más o menos acordado entre las autoridades portuguesas y españolas, pero no puso ningún reparo a la inversión destinada a la construcción de los tramos nacionales del AVE Lisboa-Madrid.

Aún más, según las mismas fuentes, las principales presiones que está recibiendo el Gobierno de Passos-Coelho, en contra de la suspensión del trazado, provienen de Bruselas, ya que este enlace es una de las prioridades de la UE en el ámbito de la construcción de la red transeuropea de alta velocidad ferroviaria.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·