Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Enviados de Zapatero han sellado un “pacto de no agresión mutua” con los guardias civiles que se manifestaron de uniforme

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tres interlocutores enviados directamente por José Luis Rodríguez Zapatero negocian de forma reservada con representantes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil. El Gobierno les ha prometido que no abrirá más expedientes sancionadores a los guardias civiles que se manifestaron en Madrid ataviados con su uniforme.

Primera reunión a dos bandas entre representantes de la AUGC y el Gobierno en el Congreso de los Diputados. En un lado de la mesa, tres representantes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil, entre los cuales se encuentra su secretario general, Joan Miquel Perpinyà. Del otro, otros tres enviados por el Presidente del Gobierno del Grupo Parlamentario Socialista.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, en este encuentro reciente, Zapatero ha hecho una promesa a los guardias civiles: no se abrirán más expedientes sancionadores a los agentes por la manifestación del pasado 20 de enero en la Plaza Mayor de Madrid. Se trata de un “pacto de no agresión” entre el Gobierno socialista y la AUGC. Los Guardias Civiles se habrían comprometido a no montar más algaradas públicas ni a torpedear al Gobierno con la confrontación directa.

Hay que recordar que, a raíz de la concentración de la Plaza Mayor en Madrid, el Ministerio de Interior declaró la suspensión de sus funciones durante 90 días a 20 guardias civiles por falta disciplinaria “muy grave” por manifestarse con uniforme y tricornio.

Como decimos, las mismas fuentes afirman que en esta primera reunión, celebrada el pasado jueves día 8, hubo tensión, reproches mutuos y que ninguno de las dos bandos salió contento de la misma. Duró aproximadamente 70 minutos.

Se sabe, además, que existe un calendario de reuniones futuras. Ambos bandos quieren solucionar ya el tema de la polémica manifestación y que no haya más perjudicados. Por este motivo se está impulsando este proceso de negociación a dos bandas entre Gobierno y guardias civiles.

A esto hay que añadir que el Ministerio de Interior sancionó el lunes al líder de la AUGC, Joan Miquel Perpinyà, por unas declaraciones realizadas a los medios de comunicación. Perpinyà es uno de los 20 expedientados por la concentración de la Plaza Mayor de Madrid. En ámbitos cercanos a la asociación se habla de “persecución”.

·Publicidad·
·Publicidad·