Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El enfado de Ernest Benach en Las Cortes de Madrid: CiU le tiende una “trampa” y el president evita la foto del “Estatut”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La entrega del Estatuto catalán en el Congreso de los Diputados provocó este miércoles una curiosa historia que tuvo como protagonista al presidente del Parlament, Ernest Benach, que acabó muy enfadado con los representantes de CiU en Madrid.

La entrega del Estatuto catalán en el Congreso de los Diputados provocó este miércoles una curiosa historia que tuvo como protagonista al presidente del Parlament, Ernest Benach, que acabó muy enfadado con los representantes de CiU en Madrid. Hace dos días, el portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, en un corrillo con periodistas en los pasillos del Parlamento catalán, sin cámaras ni grabadoras, comentó a un grupo de informadores que al día siguiente, con motivo de la entrega del Estatuto en el Congreso, el presidente del Parlamento catalán se reuniría con los diputados catalanes que ocupan escaño en Madrid. Este comentario molestó a Ernest Benach, que no tenía intención de reunirse en la Carrera de San Jerónimo con ningún diputado catalán de ningún partido. Benach quería que la entrega del Estatuto en Madrid fuera un acto institucional, no partidista, de “president de Parlament” a presidente del Parlamento. Así las cosas, ayer, a las 11:30 horas, Artur Mas y Josep Antoni Duran i Lleida atendieron a la prensa a las puertas del Congreso y reunieron entorno a sí a la entrada de la Cámara Baja a informadores y cámaras. Tres minutos antes de la llegada de Benach, Mas y Duran habían finalizado sus declaraciones ante los periodistas y esperaban al presidente del Parlament, con la intención de saludarlo y hacerse “la foto”. Pero no estaban solos. Junto a los dos líderes de CiU también se encontraban los diputados Josep Sánchez-Llibre, Jordi Vilajoana, Jordi Xuclà, el senador Jordi Casas, todos de CiU, e incluso, un Iñaki Anasagasti que quiso sumarse a la escena. Ernest Benach que, como decimos, había expresado el día antes su voluntad de entregar en solitario el nuevo Estatuto a Manuel Marín, ni siquiera se detuvo a saludar a sus compañeros catalanes, y evitó ser retratado junto a Mas y Duran. Desde ERC se sienten molestos con los líderes de CiU que esperaron a Benach en el patio interior de la Cámara Baja. Una vez dentro del edificio de la Carrera de San Jerónimo, Benach se dirigió al registro —acompañado por un miembro de protocolo del Congreso- y allí entregó el texto (impreso en papel) del Estatuto catalán. Después se dirigió al despacho del Presidente, Manuel Marín, donde le hizo entrega del Estatuto en formato “pen drive”, complaciendo así los gustos de Marín por el uso de las nuevas tecnologías en el Congreso. Ambos presidentes estuvieron conversando unos veinte minutos. Según ha podido escuchar El Confidencial Digital en fuentes cercanas a ERC, Benach quiso evitar por encima de todo una escena similar a la ocurrida hace unos meses en el Congreso, cuando Atutxa visitó las Cortes para entregar el “Plan Ibarretxe”. En aquella ocasión, el presidente del Parlamento vasco llegó con el texto, mientras a las puertas de la Cámara Baja le esperaban los diputados del PNV y EA para saludarle y “hacerse la foto” con Atutxa, antes de que éste entregara el “Plan Ibarretxe” a Manuel Marín.