Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Ertzaintza adjudicará casi 2.000 plazas del cuerpo en función de los conocimientos de euskera de los agentes y obviando la antigüedad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El próximo mes de marzo se hará efectiva la última y más amplia reestructuración interna de la historia de la Ertzaintza. Se ha provisto la dotación de 1.757 vacantes que serán cubiertas por agentes del cuerpo. Según ha sabido ECD, lo decisivo será disponer de una acreditación oficial de dominio del euskera otorgada por el gobierno vasco.

En próximas fechas se hará efectiva la más amplia reestructuración de la Etzaintza de su historia. Las 1.757 plazas, que implicará también un importante número de cambios de destino, tienen como objetivo adscribir definitivamente cada puesto a un agente concreto y favorecer la estabilidad del mismo en una comisaría determinada.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, la intención del gobierno vasco es recolocar a sus policías en función de sus conocimientos lingüísticos. Por ejemplo, para ocupar alguna de las plazas de agente de Seguridad Ciudadana se va a exigir el “perfil lingüístico de tipo 1” de euskera, según confirman fuentes del Ministerio del Interior. Sin embargo, se recuerda, “el conocimiento del idioma vasco no es requisito para el acceso” a este cuerpo policial.

Por otro lado, fuentes policiales vascas denuncian que “los beneficiarios debían ser los agentes ‘sin destino’”. Estos policías “sin plaza”, que trabajan en carácter de comisión de servicio de manera provisional, están sujetos ahora a traslados forzosos según lo requiera el servicio.

Además, la limitación lingüística ha provocado que las plazas fijas se adjudiquen independientemente de la antigüedad en el servicio de los agentes dando lugar a situaciones singulares: algunos policías, que prestan servicio desde hace más de 10 años, aún no han conseguido una plaza fija en un destino a pesar de que las vacantes.

Por el contrario, se está dando el caso de que policías vascos que han finalizado sus prácticas hace 11 meses han obtenido un destino propio en comisarías situadas a tan sólo media hora de su residencia, por el simple hecho de hablar muy bien euskera.

Por último, hay quien denuncia que estos movimientos estarían siendo aprovechados por los agentes expertos en la lengua local para lograr destinos en comisarías menos hostiles. Los que no dominan el euskera quedan expuestos así a los traslados forzosos a comarcas de muy alto riesgo como Renteria, Hernani, Andoain y Tolosa. Todo esto, a las puertas de unos comicios municipales, ante el incremento de los actos de ‘kale borroka’, el reinicio de atentados mortales por parte de ETA y la adjudicación de las obras del tren de alta velocidad vasca, amenazada por el entorno abertzale.

La actual plantilla de la Ertzaintza se compone de unos 8.000 agentes, de los cuales tan sólo un 16% son guipuzcoanos. Por eso, en la provincia de Guipúzcoa los puestos de cada una de las 11 comisarías y la Unidad de Tráfico de la Ertzaintza deberán cubrirse principalmente con personal vizcaíno, alavés y navarro.

·Publicidad·
·Publicidad·