Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

España liderará por primera vez el mando de Operaciones Especiales de la fuerza de respuesta rápida de la OTAN a partir de enero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Nato Response Force (NRF) fue activada el 15 de octubre de 2003. España no ha liderado nunca el componente de Operaciones Especiales (OE), esta fuerza de respuesta rápida de la OTAN. Sin embargo, desde enero de 2008, los militares españoles de Rabasa (Alicante) serán los encargados de dirigir unidades conjuntas de este tipo de los tres Ejércitos.

A partir de enero de 2008, desde el Mando de Operaciones Especiales con sede en Rabasa (Alicante), España liderará las tareas habituales de Operaciones Especiales de la fuerza que, a requerimiento inmediato de la OTAN, deberá ser capaz de desplegarse en zona de operaciones en un periodo no superior a los cinco días.

Las fuentes militares que han confirmado la noticia a El Confidencial Digital destacan que se trata de un reto sin precedentes para las Fuerzas Armadas españolas dentro del proceso de adaptación a la doctrina y estructura de organización de la OTAN, a las que nuestro país lleva tiempo adecuándose.

España liderará el componente de Operaciones Especiales de la NRF durante seis meses y pondrá a disposición de la Alianza Atlántica las unidades de OE de los Ejércitos de Tierra, Aire, además de la Armada. Durante este semestre las unidades se encontrarán en situación de ‘stand by’: podrán ser desplegadas de forma inmediata allí donde los países miembros de la OTAN lo requieran.

Para hacerse con el mando de las OE, los soldados españoles han estado preparándose durante seis meses con diversos ejercicios y maniobras militares en territorio nacional. Su formación se ha implementado con otro periodo de seis meses de ‘preparación OTAN’, en ejercicios denominados de certificación.

Esta novedad de tomar el control del componente de OE se ha recibido muy positivamente entre los soldados españoles, aunque consideran que se trata de “una tarea muy compleja por las fuerzas y las misiones que se les podrán encomendar”.

Para tomar el mando de la NRF, los países de la OTAN siguen un turno rotatorio. Desde la activación de esta fuerza de respuesta el 15 de octubre de 2003, España ha dirigido otros componentes como el marítimo o el terrestre.

La NRF tiene una capacidad de operación máxima de un mes y puede ser empleada como primera fuerza de choque, para preparar el terreno de un contingente de mayores dimensiones, llevar misiones individuales o bien incluirse dentro de un conjunto de fuerzas de mayor número de la fuerza atlántica.

Hasta la fecha, la OTAN ha desplegado sólo una vez fuerzas terrestres de la NRF (nada que ver con el componente de Operaciones Especiales), en una operación humanitaria en Pakistán, tras el terremoto ocurrido el pasado 8 de octubre de 2005. En aquella ocasión, la responsabilidad del mando correspondió a las fuerzas españolas.