Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

España no ha estado indefensa: los F18 habrían despegado a pesar de la nube de cenizas volcánicas si se hubiera producido un ataque

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La nube de cenizas provocada por la erupción de un volcán en Islandia ha provocado el caos aéreo en media Europa aunque en caso de un ataque a la seguridad nacional los mecanismos de respuesta del ejército habrían funcionado. La defensa aérea está garantizada

En España “los mecanismos de defensa aérea están alerta las 24 horas al día de los 365 días del año” según confirman a El Confidencial Digital altos cargos militares. El control de todo el espacio aéreo nacional cuenta con un amplio abanico de radares tanto civiles como militares que detectarían, en caso de ataque, cualquier aeronave que entrara sin los permisos pertinentes.

Precisamente, en la respuesta de la Comisión Europea a las críticas de las compañías aéreas por el cierre del cielo europeo ha prevalecido el factor seguridad por encima del económico. Y eso que se calculan pérdidas en el sector más elevadas que las que acarrearon los atentados del 11S.

Tanto en España como en el resto de los países europeos y miembros de la OTAN existen unos mecanismos de defensa que se activan de forma inmediata en lo que se conoce como “scramble”.

Se trata de activar unas maniobras de interceptación de cualquier aparato que transite por el espacio aéreo sin permiso. Para estos casos existen unos centros de alerta (en el caso de España en las bases aéreas de Torrejón y Zaragoza) con aviones caza y tripulaciones perfectamente equipadas y preparadas para actuar en caso de necesidad. 15 minutos después de dada la orden los F18 estarían en el cielo para interceptar a la nave ‘enemiga’.

Esos aparatos del Ejército del Aire despegan “con todas las prioridades”, según explican a ECD fuentes de la aviación. Además, los mecanismos de control y coordinación, en estos casos, funcionan a la perfección.

En el supuesto caso de que se hubieran tenido que introducir en medio de la nube de cenizas, sería éste un caso extremo, las fuentes militares consultadas por este confidencial apuntan que la decisión debería tomarla “el oficial responsable de la misión en el mando aéreo de combate y, en última instancia, el piloto”.

Ayer mismo aviones de la OTAN sobrevolaron varios puntos de Europa y regresaron a sus bases con los motores afectados por la ceniza volcánica. Hay otros precedentes como el sufrido por un aparato de British Airways que se encontró con una nube de ceniza volcánica sobre el mar de Timor en junio de 1982. Los cuatro motores quedaron dañados y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia.

Según los datos aportados por expertos en la materia por encima de los 35.000 pies no hay ya cenizas. Justo el espacio en el que suelen volar los aviones militares.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·