Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los cuerpos policiales se quedaron perplejos al encontrar en España el aparato de propaganda y de ‘Zutabes’ de ETA y dan mucha importancia a este hecho

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las recientes detenciones de los miembros del ‘comando Donosti’ y el hallazgo en España de una imprenta para la elaboración de los boletines internos de ETA (‘zutabes’) han puesto en alerta a los cuerpos policiales que dependen de Interior. La banda terrorista da salida a su propaganda desde España y no desde territorio francés como se pensaba y esto –explican- tiene una gran relevancia.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, hasta hace pocos días el Ministerio de Interior manejaba información en la que se advertía que el aparato de propaganda de la banda terrorista se encontraba en Francia. El descubrimiento de la imprenta de ‘Zutabes’ en un local del barrio donostiarra de Errotaburu ha creado una gran perplejidad en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).

Hay que decir que el hallazgo de la máquina impresora es uno de los pocos golpes contra la estructura de pensamiento y propaganda que se ha logrado dar contra esta facción de la banda terrorista. Tras este descubrimiento, el análisis que realizan a ECD las fuentes policiales consultadas es triple:

-- Por un lado, ha quedado constatado que ETA ya no está tan segura en Francia por el cerco y vigilancia de sus movimientos que allí tiene lugar;

-- En segundo lugar, se demuestra que las autoridades policiales españolas habían bajado la guardia en los últimos años en territorio nacional, hasta permitir que se montara un operativo que era impensable que pasara inadvertido tiempo atrás;

-- Y tercero, al disponer de esta imprenta en territorio español, la banda tenía capacidad de actuar con gran rapidez. Los ‘Zutabes’ se elaboraban y distribuían a las pocas horas de transmitirse las consignas que debían contener. Todo ello, gracias a la cercanía –también física- de los miembros de ETA que se encargaban de redactar las directrices, imprimir los pasquines y distribuirlos por los pueblos.

La operación antiterrorista que está llevando a cabo la Guardia Civil ya se ha saldado con la recopilación de numerosa documentación, el registro de casi una veintena de locales, la obtención de capuchas que permitirá identificar con mayor facilidad a los terroristas que las portaban mediante análisis de ADN, así como una decena de detenciones, la incautación de cerca de 200 kilos de material explosivo en registros practicados en Navarra y Guipúzcoa y algunas de las armas del robo que ETA llevó acabo el 23 de noviembre en la localidad francesa de Vauvert.

Hay que recordar, además, que según las informaciones recabadas por este confidencial, el comienzo de la operación policial contra ETA -todavía en curso- se está desarrollando sin el beneplácito inicial del Ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Ha sido la Guardia Civil en el País Vasco, junto con el juez que lleva la operación, los que forzaran las intervenciones de los agentes que han llevado hasta estos importantes descubrimientos.

·Publicidad·
·Publicidad·