Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El sueño de Esperanza Aguirre: ser alcaldesa de Madrid. La ‘lideresa’ ha confesado a personas cercanas que ésa ha sido la aspiración de su vida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esperanza Aguirre tiene un gran sueño: convertirse algún día en alcaldesa de Madrid, su ciudad. Y a día de hoy la ex presidenta de la Comunidad, que conoce a la perfección el ayuntamiento de la capital, donde trabajó trece años, se ha convertido en una firme candidata para sustituir a Ana Botella.

Esperanza Aguirre no está de salida, desde el punto de vista político, a pesar de haber dejado la presidencia de la Comunidad. Todo lo contrario. Su dimisión no es un adiós definitivo a la que ha sido su profesión durante la mayor parte de su vida. La actuación de la ‘lideresa’ estas últimas semanas así lo indica.

Aguirre se ha apalancado en su condición de líder del PP madrileño y está manteniendo un protagonismo destacado, con sucesivas comparecencias y declaraciones, que además no han sido nada pacíficas.

Por ejemplo, criticó con dureza la actuación del ayuntamiento de Madrid en la tragedia del Madrid Arena, diciendo además que “hay que llegar al conocimiento de la verdad, caiga quien caiga”. Y, más tarde, defendió rotundamente a su sucesor, Ignacio González, y la decisión de la Comunidad de implantar el euro por receta en contra de la opinión expresa del Gobierno y de su presidente, Mariano Rajoy.

Sueño incumplido

La impresión entre las personas que le conocen a fondo es que la ahora funcionaria de la secretaría de Estado de Turismo no tiene pensado, ni mucho menos, marcharse de la política. Entre otras cosas, porque quedan aspiraciones que no ha cumplido. Son sueños que siempre ha tenido y que solo ha confesado a sus más íntimos.

Fuentes del entorno directo de Esperanza Aguirre, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, cuentan que el sueño de su vida ha sido y es ser alcaldesa de la ciudad donde nació y ha residido durante toda su vida: alcaldesa de Madrid.

Aguirre ha reconocido a amigos y a miembros de su equipo que dirigir el consistorio madrileño sería para ella, efectivamente, la máxima ilusión de su vida política.

Ser alcaldesa de Madrid sería, además, un trabajo que no le exigiría tanta implicación como sí lo hacía la presidencia de la Comunidad de Madrid. Al menos físicamente, porque ese cargo le obligaba a viajar por diferentes localidades, lo que hasta le llegaba a aburrir a Aguirre, también por el nivel de los asuntos que tenía que abordar en esos desplazamientos.

Regir el ayuntamiento tampoco le obligaría a alejarse de su familia. La ‘lideresa’, que dejó la Comunidad para, entre otras cosas, dedicar más tiempo a su marido, su madre y sus hijos, no tendría problemas para pasar con los suyos el tiempo que le han pedido que esté con ellos.

13 años en el ayuntamiento

Esperanza Aguirre conoce a la perfección el consistorio madrileño. En 1983, incluso antes de afiliarse al Partido Popular, fue concejala durante el mandato de Enrique Tierno Galván (antes ya había pasado por el ministerio de Cultura). Durante el periodo de Juan Barranco formó parte de la oposición.

En 1989, con la llegada de Rodríguez Sahagún a la Alcaldía, fue designada concejala de Medio Ambiente y ahí comenzó su ascensión. Con José María Álvarez del Manzano fue tercera teniente de alcalde y ocupó las concejalías de Medio Ambiente y Cultura. Más tarde dirigió Limpieza y Educación y Deporte.

Durante el segundo mandato de Álvarez del Manzano, fue nombrada número dos del ayuntamiento y consejera de la antigua Caja Madrid.

Solo un año más tarde, en 1996, José María Aznar llamó a Esperanza Aguirre a su Gobierno como ministra de Educación.

El futuro de Ana Botella

La tragedia del Madrid Arena, con el fallecimiento de cuatro muchachas y una más en estado grave, ha abierto las dudas sobre si Ana Botella puede ser la mejor candidata del PP para las próximas elecciones municipales.

Su viaje a Portugal en plena tragedia, la actuación del vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, eludiendo la responsabilidad del ayuntamiento; la falta de decisiones drásticas, incluyendo ceses; la deficiente rueda de prensa que protagonizó el miércoles… son factores que se han interpretados como ejemplos de que Botella no es la persona idónea.

Incluso, hay analistas que interpretan que detrás de algunas críticas a Botella (la prensa también está siendo muy dura con la mujer de José María Aznar) se encontraría el entorno de Esperanza Aguirre.

Las palabras contra Rajoy y Ana Botella estaban preparadas

Fuentes del PP de Madrid muy próximas a Esperanza Aguirre explican que la ex presidenta de la Comunidad “tenía perfectamente preparada, desde hacía un par de días, la comparecencia que protagonizó después de la reunión de la ejecutiva regional del PP”.

“Ella sabía que los periodistas iban a preguntar por el Madrid Arena y sobre el euro por receta, por lo que las respuestas que dio sobre ambos temas no fueron casualidad: sabía perfectamente lo que decía”, añaden.

Aguirre recalcó que, de demostrarse la implicación del ayuntamiento en la tragedia del Madrid Arena, “deben dimitir los responsables, sean quienes sean”. Y remarcó esa última advertencia cuando le preguntaron directamente sobre la alcaldesa.

Y, sobre la oposición de Rajoy al euro por receta, la lideresa respondió que al presidente del Gobierno “tampoco le gustaba subir impuestos y al final lo ha tenido que hacer”.

No piensa dejar la presidencia del PP

La comparecencia ante los medios que protagonizó la ex presidenta regional el pasado martes será “la primera de muchas” según su propio entorno. Donde se añade: “Ella tiene decidido celebrar una rueda de prensa cada dos o tres semanas, al término de las reuniones de la ejecutiva”.

De hecho, desde el PP de Madrid sostienen que la posible salida de Aguirre de la dirección regional del partido “está totalmente descartada. Seguirá estando al frente de esas reuniones, y por tanto en ellas no se abordará su sucesión”.

Comunicación nula con la dirección nacional

A pesar de sus duras palabras contra el presidente del Gobierno y la alcaldesa de Madrid, Esperanza Aguirre no ha recibido “ningún tipo de llamada” de la dirección nacional del partido para pedirle explicaciones, o en su caso para acercar posturas.

La lideresa tampoco ha querido telefonear a ningún miembro de la cúpula del PP, ya que, según las fuentes de su entorno, “ella quiere que las negociaciones con el Gobierno central sobre el euro por receta, u otras cuestiones, las lleve la consejería de Sanidad o la que corresponda en función del tema a tratar”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·