Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Por qué se filtran ahora las “cuotas” de Esquerra: ICV se revuelve contra ERC tras su caída en las encuestas y por las directrices de una consultora

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Esquerra no hay dudas: la actual campaña de “linchamiento” contra ERC tiene su origen en ICV. La caída en las encuestas de los rojiverdes tras su apoyo incondicional al pacto Zapatero-Mas y la estrategia diseñada por una consultora externa, motivaron que Dolors Camats pusiera en contacto con El Periódico y El País a los damnificados por el impago a ERC.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, en ERC no tienen dudas sobre quién ha “destapado” –y por qué- el caso del “impuesto” que los republicanos cobran a los cargos que el partido ha puesto en la Generalitat. La versión de los hechos que circula entre las filas republicanas es la que se relata a continuación.   ICV se ha visto empujada a contratar los servicios de una consultora externa que diseñe para el partido una estrategia de comunicación que le ayude a reparar su imagen ante sus votantes, muchos de ellos desilusionados por el apoyo sin fisuras del partido a lo pactado por Rodríguez Zapatero y Artur Mas. El líder ecosocialista, Joan Saura, anunció su apoyo a los socialistas y convergentes inmediatamente después a conocerse el encuentro de La Moncloa. Incluso antes de reunirse con los protagonistas del pacto.   Las encuestas que manejan los estrategas de ICV pronostican una pérdida de entre dos y tres escaños. De cumplirse este escenario en las próximas elecciones, la coalición rojiverde podría convertirse en prescindible para conformar un gobierno encabezado por el PSC. En la Generalitat sería suficiente un bipartito a la gallega, entre socialistas y republicanos: los escaños perdidos por ICV pasarían a ERC y PSC, que podrían sumar los 68 necesarios para la mayoría absoluta.   La estrategia diseñada por la consultora externa contratada exhortaba a los ecosocialistas a crear la percepción entre la población catalana de que ICV es el garante de la estabilidad del tripartito, frente a los “excesos” del PSC y las “extravagancias” de los republicanos. Se trata de resaltar los defectos de sus rivales en el espectro de la izquierda catalana.   Así las cosas, cuando ICV se enteró de que la secretaría General de Juventud -detentada por ERC- no había renovado el contrato de tres de sus altos cargos, presuntamente por negarse a pagar las cuotas exigidas por ERC, pasó a la acción e hizo suya la causa.   Francisco Javier Millán Cañamares, director de Juventud de Esparraguera por Entesa del Progres Municipal (EPM) –una de las “marcas blancas” de ICV en algunos municipios- contactó con uno de los tres trabajadores que no habían sido renovados, y lo puso en contacto con la portavoz de ICV, Dolors Camats.   Camats, por su parte, dio conocer el caso a periodistas “amigos” de El Periódico de Cataluña y El País. Las cabeceras hicieron suya la noticia, previa consulta al PSC. En el entorno de Pasqual Maragall se vio el hecho como una buena oportunidad para debilitar a Xavier Vendrell -secretario general del Consejero Primero de la Generalidad y secretario de organización de ERC-, considerado dentro del PSC como la “bestia negra” de Ernest Maragall, secretario del Gobierno y hermano del Presidente.