Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Expertos policiales sostienen que ETA robó “lo que pudo” en la empresa de Nimes e intentará revender ahora los revólveres en el mercado negro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El robo de armas por parte de ETA en Francia ha provocado diversas hipótesis de trabajo, utilizadas en ámbitos policiales, para conocer cuál es el sentido de la acción cometida por la banda, poniendo en riesgo el “alto el fuego” anunciado por ella misma en marzo. Se analizan también las derivadas de ese robo.

El pasado 23 de octubre, fueron robadas más de 350 armas y numerosa munición en una empresa cercana a Nimes (Francia). La autoría, adjudicada desde el primer momento a la banda terrorista ETA por parte de la Gendarmería gala, ha provocado un detallado análisis por parte de los expertos policiales en la lucha antiterrorista. Parece que el destino de los revólveres robados podría ser el mercado negro.   El Confidencial Digital ha recabado en fuentes de la lucha antiterrorista las hipótesis que circulan sobre esta acción atribuida a la banda terrorista ETA:   1. Las fuentes consultadas por ECD destacan la importancia de que el robo se produjera en la empresa de logística SIDAM S.A. con sede en Vauvert, localidad cercana a Nimes. Los etarras, por tanto, sólo pudieron llevarse “lo que había en ese momento” en las dependencias de esta compañía dedicada a la importación y distribución de armas. “No tuvieron donde escoger”, se asegura. Las circunstancias del robo apuntan también a la existencia de un “chivato” que proporcionó la información a la banda.   2. El número de revólveres Smith & Wesson y de pistolas sustraídas (300 y 50, respectivamente) estuvo sometido a un justificado baile de cifras porque, al parecer, las armas estaban sin montar y en cajas separadas. Es destacable que la banda terrorista ETA sólo ha empleado revólveres muy esporádicamente. Destacamos algunas de esas ocasiones:   -- José Ramón Recalde, ex consejero socialista del Gobierno vasco, fue herido de gravedad el 15 de septiembre de 2000 al recibir un disparo en la boca. El atentado fue cometido con un revólver del calibre 22, lo que posiblemente hizo que los etarras fallaran en su intento de asesinato.   -- Según ha desvelado Fernando Lázaro en El Mundo, en 1998 se intervino también un revólver del citado calibre al Comando Andalucía de ETA, dirigido por el etarra Mikel Azurmendi Peñagaricano, alias “Hankas”.   -- El 11 de diciembre de 1997, ETA asesina a José Luis Caso Cortines, concejal del PP en Rentaría (Guipúzcoa). Los pistoleros efectúan sobre él varios disparos con un revólver que posteriormente fue hallado en un piso de la banda descubierto por las Fuerzas de Seguridad.   -- Juan José Baeza González, funcionario de prisiones que trabajaba en la prisión de Martutene, resultó herido de bala en el cuello. El atentado fue cometido el 16 de septiembre de 1997, también en Rentería y en él los etarras emplearon de nuevo el calibre 22 y todo apunta a que fue ejecutado con revólver.   -- 10 de julio de 1997. En el asesinato de Miguel Ángel Blanco, cometido por los etarras Francisco Javier García Gaztelu, “Txapote”, e Irantzu Gallastegui Sodupe, “Amaia”, se empleó igualmente un revolver del calibre 22. Los etarras dispararon por dos veces a la cabeza del concejal del PP en Ermua a “cañón tocante”, mientras éste se encontraba arrodillado y maniatado.   Pese a este listado, el uso de revólveres es inusual en la banda asesina. Entre los inconvenientes de este arma destaca la menor capacidad de munición del tambor, frente a las pistolas, que en el caso de algunas versiones pueden montar un cargador de 15 o más balas.   3. Por lo comentado en el punto anterior, las fuentes policiales consultadas por este medio sostienen que los 300 revólveres sustraídos podrían ser vendidos o intercambiados por otros tipos de armas en el mercado negro.   4. Parece descartada la hipótesis transmitida por vía oficial acerca de una escisión en ETA y, por tanto, un robo efectuado por la “facción rebelde” contra la dirección de Josu Ternera. El supuesto objetivo sería aprovisionarse de material y disponer de cierta independencia.   5. La tesis más difundida estos días es que la banda podría haber actuado con una doble intención. En primer lugar, dar un toque de atención al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero a través de una demostración de fuerza. A esta línea apunta el hecho de que emplearan dos esposas robadas a una patrulla de la gendarmería francesa el pasado 5 de marzo y cuya sustracción reconoce la banda en su “Zutabe” de octubre.   El segundo motivo que parece haber motivado el robo sería la necesidad del aparato militar de la banda de disponer de armas “sin marrón”, esto es, no marcadas por la policía en el mercado negro. De esta manera, los terroristas querrían quedar a salvo de posibles operaciones contra su arsenal como la desarrollada en 1986 contra la cooperativa Sokoa, en la que se logró un gran golpe policial tras comprar la banda dos misiles SAM-7 con un chip de señalización en su interior.