Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La diplomacia española explica el motivo del bajo perfil de la delegación de Exteriores en la entrega del Carlomagno: Moratinos y Javier Solana no se pueden ni ver

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, recibió días atrás el prestigioso premio Carlomagno (Karlspreis). Desde esa fecha comenzó a circular una pregunta: ¿por qué optó Exteriores por una delegación de tan bajo perfil? Ya existe una respuesta.

El célebre galardón es otorgado en la fiesta de la Ascensión anualmente desde 1950 por la ciudad alemana de Aquisgrán, capital imperial de Carlomagno. El significado premio pone en valor la aportación a la unidad europea del individuo galardonado.

Tan sólo cuatro españoles, incluyendo a Javier Solana, han sido premiados con esta distinción: curiosamente, el primer español en ganar el Carlomagno fue Salvador de Madariaga, abuelo materno de Solana. Los otros premiados españoles son el Rey Juan Carlos y Felipe González.

Lo más curioso de la ceremonia de este año, sin embargo, fue el muy bajo perfil institucional de la delegación española enviada: al margen de presencias como Jorge Semprún, la representación del Estado estuvo encabezada por Alberto Navarro, Secretario de Estado para la Unión Europea, tal vez el Secretario de Estado de perfil más borroso de la terna de Exteriores (Leire Pajín, Bernardino León).

La gran incógnita ha sido la ausencia del ministro Miguel Ángel Moratinos: ¿cómo es posible que no acudiera el responsable de nuestra diplomacia, cuando a un español, que además es su homólogo institucional europeo, le distinguen con un honor tan alto?

Hay una respuesta unánime en la diplomacia española, y no son las cuestiones de agenda: Moratinos y Javier Solana no se pueden ni ver.