Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lo que piensa Felipe González del “Estatut”: fue un error del PSOE permitir al PSC aprobar el texto, hay que volver a la lealtad constitucional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe González ha criticado públicamente en alguna ocasión la reforma de Estatuto que se aprobó en el Parlamento de Cataluña. ECD ha podido conocer sin embargo con más detalle cuál es la opinión del ex presidente del Gobierno sobre el texto.

Felipe González ha criticado públicamente en alguna ocasión la reforma de Estatuto que se aprobó en el Parlamento de Cataluña. ECD ha podido conocer sin embargo con más detalle cuál es la opinión del ex presidente del Gobierno sobre el texto. Felipe González piensa que ha sido un error por parte del PSOE permitir al PSC que el estatuto catalán fuera ratificado el Parlamento catalán. Sin embargo, tiene fe en que su partido sabrá estar a la altura de las circunstancias, remediar la situación y reafirmar su lealtad constitucional aun a costa de perder a sus aliados. El Confidencial Digital—que ha tenido acceso a fuentes del entorno más próximo a Felipe González- ha podido escuchar que el ex presidente considera que el actual texto supone una ruptura del sistema institucional, político y económico actual. Su aprobación —explica- conllevaría la reforma de una decena de leyes orgánicas, y otras tantas leyes que regulan el funcionamiento de los principales organismos reguladores e instituciones judiciales del Estado: desde la Agencia Tributaria y el Banco de España, pasando por el Consejo General del Poder Judicial y terminando por el mismísimo Tribunal Constitucional. Pero lo que más alarma a Felipe González es lo que supondría este nuevo Estatuto respecto a la arquitectura y el equilibrio regional, plasmado en la España de las Comunidades Autónomas que consagró el pacto constitucional de 1978. La aprobación del texto —reconoce en privado Felipe González- tendría consecuencias graves tanto para la convivencia de todos los españoles como para la marcha adecuada de la economía del país. En esta misma línea al ex Presidente le preocupa qué ocurriría si las competencias exclusivas del Estado que se quiere que asuma la Generalitat son solicitadas también por otras comunidades. “Exportar” a otras regiones el sistema de financiación que pide para sí Cataluña es, a juicio del político andaluz, inviable. Además de los artículos de evidente inconstitucionalidad, Felipe González ha manifestado a sus más cercanos que si otros muchos puntos fueran aprobados tal y como figuran en el texto, se vería gravemente entorpecido el correcto funcionamiento del Estado. Para el ex inquilino de La Moncloa, el texto emanado por el Parlamento catalán debe ser sometido a un duro ajuste en el Congreso de los Diputados. Y es más explícito: si el PSOE debe romper algunos pactos de gobierno por defender la constitucionalidad del texto habrá merecido la pena.