Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Fiesta Nacional “pasa factura” a las asociaciones de Guardias Civiles: un presidente podría ser acusado de sedición

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las asociaciones de guardias civiles están indignadas. El motivo: la instrucción de una “información reservada” contra el presidente de la Unión Profesional de Guardias Civiles (UPGC)por instigar a un plantón el día de la Fiesta Nacional.

Las asociaciones de guardias civiles están indignadas. El motivo: la instrucción de una “información reservada” contra el presidente de la Unión Profesional de Guardias Civiles (UPGC)por instigar a un plantón el día de la Fiesta Nacional. En vísperas de la fiesta del Pilar, el Coronel jefe de la 14ª Zona del Cuerpo en el Principado de Asturias ordenó una “información reservada” contra al Presidente de la UPGC. La razón de esta medida ha sido el llamamiento realizado a través de un comunicado para que los guardias civiles que el día de la fiesta nacional estuvieran libres o francos de servicio no acudieran a los actos conmemorativos de la patrona. De esta manera se quería protestar contra el Gobierno por perpetuar la situación de carencia de derechos fundamentales dentro de la Benemérita. Una “información reservada” es un proceso administrativo, sin trasparencia alguna ya que al imputado no se le notifica como parte interesada en el proceso. De esta información reservada se derivarán unas conclusiones y una propuesta de resolución que el Coronel jefe de Asturias y la Dirección General de la Guardia Civil tendrán que aceptar o rechazar. Dependiendo de la resolución que se adopte, se incoará al imputado un expediente disciplinar —que se puede traducir en un arresto, una pérdida de salario o la separación del servicio- o un proceso penal, consistente en un juicio militar en el que al imputado se le podría acusar de sedición (utilización del cargo para alterar el orden público). Siete asociaciones de guardias civiles y tres sindicatos policiales han declarado que la apertura del expediente responde a una medida coercitiva que trata de impedir la libertad de asociación y de expresión de los agentes de la Benemérita. Al tratarse de una información reservada, se desconoce el cargo del que se le imputa, pero desde varias asociaciones que han salido en apoyo del “acusado” se sospecha que se le quiere imputar por un delito de sedición.