Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Francisco José Alcaraz abandona la presidencia de la AVT para capear la “crisis” del negocio familiar sobre centros de tratamiento capilar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Francisco José Alcaraz abandonará su cargo como presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) el próximo 19 de abril. La decisión la tomó en mayo de 2006 aunque no lo ha hecho público hasta la semana pasada. Deja el puesto para superar la “crisis” de sus centros de tratamiento capilar.

El todavía presidente de la AVT fue elegido para ocupar el cargo el 12 de junio de 2004. Posteriormente, fue reelegido el 13 de mayo de 2006. Según ha confirmado a El Confidencial Digital, esta última fecha corresponde con el momento en el que decidió aprovechar la próxima Asamblea General de la asociación, que tendrá lugar el 19 de abril próximo, para no volver a presentarse.

Alcaraz explica que no puede continuar en el cargo porque el negocio que ostenta se encuentra en situación de “crisis”. “Son muchos los gastos: alquiler de de locales, sueldos de los especialistas…”. Se trata de una cuestión de “supervivencia”, añade, “para poder comer de algo”. “No puedo dedicarle ni un minuto más”, concluye.

En cuanto a su sucesor en el cargo, José Antonio García Casquero –única persona de la asociación que presentó su candidatura antes de vencer el plazo en fechas previas al anuncio de Alcaraz-, explica que “mantendrá la misma línea” que ha seguido él en este tiempo y que su mandato “será mejor”.

Por otro lado, Alcaraz explica que él no le pidió a García Casquero que se presentara a la presidencia sino que “él se ofreció”. Según advierte ECD, este ofrecimiento se produjo tras una conversación entre ambos hace unas semanas. Alcaraz le comunicó que no seguiría en el cargo. García Casquero, días después, le preguntó “si me importaba que presentara una candidatura”. Y no se opuso pues se trata de “una persona de confianza de los más trabajadora que he visto”.

Otras fuentes ofrecen otra versión sobre el relevo que se va a producir al frente de la AVT. Explican que Alcaraz habría preparado su sucesión durante este año con mucha discreción para evitar que surgieran candidaturas ‘hostiles’. De ahí que sólo al final, y sin tiempo para que nadie pudiera reaccionar, ha comunicado su marcha.