Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se encuentran en un pazo propiedad de los herederos

La familia Franco se acoge al principio de usucapión para no devolver las estatuas de la catedral de Santiago

Carmen Franco alega que las dos figuras fueron donadas al dictador en 1961. El plazo legal para la “posesión continuada de bienes” es de treinta años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los herederos del dictador Francisco Franco conservan en una de sus propiedades dos estatuas del pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago de Compostela. Ahora, el ayuntamiento de Podemos les ha dado quince días para devolverlas al consistorio.


Isaac y Abrahám, estatuas del maestro Mateo que reclaman a la familia Franco Isaac y Abrahám, estatuas del maestro Mateo que reclaman a la familia Franco

En 1961, el consistorio compostelano donó las tallas, obra del maestro Mateo, a Franco, después de una visita del dictador al palacio Xelmírez, sin dejar constancia alguna por escrito.

Cincuenta y seis años después, el ayuntamiento, gobernado por la coalición Compostela Aberta, de En Marea, marca gallega de Podemos, aprobó una moción en la que se demanda a la fundación Francisco Franco la devolución de las piezas.

De hecho, el pasado jueves, el alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, envió una carta a Carmen Franco en la que le instaba a reconocer la titularidad pública de las estatuas, que representan a los personajes bíblicos Abraham e Isaac.

Asimismo, dio a la hija de Franco un plazo de quince días, de los cuales ya han transcurrido cinco, para entregar las tallas al consistorio. Actualmente, se encuentran en Casa Cornide (La Coruña), un pazo también propiedad de Carmen Franco Polo.

Propiedad de los Franco por usucapión

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital, la familia Franco tiene diseñada una estrategia legal para negarse a entregar las piezas: acogerse al principio de usucapión o de "posesión continuada de bienes", esto es, la adquisición de una propiedad mediante su ejercicio en las condiciones y durante el tiempo previsto por la ley.

El código civil prevé un plazo de hasta seis años en el caso de bienes muebles y de treinta en el caso de los inmuebles para hacerse con la posesión de los mismos según este principio.

Así como han transcurrido más de treinta años desde la donación del ayuntamiento de Santiago de Compostela a los Franco, fuentes cercanas a la familia aseguran a ECD que se valdrán de este principio para no entregarlas al ayuntamiento de En Marea.

Sin embargo, deberán defender otro requisito que hace que la usucapión sea válida: que el bien no sea un derecho personal ni de titularidad pública, algo que alega el consistorio compostelano.

El pazo de Meirás

En el caso del pazo de Meirás (Sada, La Coruña), fue donado a Franco en 1938, en plena guerra civil, y también está dando preocupaciones a los herederos.

La Xunta de Galicia exige su apertura al público y la posibilidad de organizar visitas guiadas al mismo, tal y como dicta la ley en caso de bienes de interés cultural.

Ante la negativa inicial de la fundación Franco, los retrasos en la gestión de visitas e incluso la caída de la línea de teléfono del pazo, varios activistas protagonizaron en agosto una “toma” de las torres y exigieron a la Xunta la expropiación del pazo.

Por su parte, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, llegó a afirmar en rueda de prensa, que toda familia cumplirá la ley en Galicia, “se llame como se llame”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·