Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Funeral en Paracuellos: las lágrimas de la Princesa, la bandera de Colombia, el traje del ministro y los gritos contra Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El acuartelamiento de Paracuellos del Jarama, de reciente construcción, fue ayer escenario del funeral por los seis soldados muertos en el Líbano. Los datos más relevantes tuvieron como protagonista a Letizia Ortiz, a la bandera de Colombia, al ministro de Defensa y a la madre que increpó a Zapatero.

En síntesis, el acto ofreció estos detalles de interés:

-- Presidió el funeral el Príncipe, con uniforme de comandante del Ejército de Tierra, que es el grado que oficialmente ostenta, acompañado de su esposa. Don Felipe cantó con el resto de militares cuando se entonó “La muerte no es el final” y el himno de Infantería.

-- El heredero impuso en los seis féretros la medalla militar, pero, por decisión del Gobierno, con distintivo amarillo, es decir, la correspondiente a misiones de paz, en lugar de rojo, que es el que se concede en misiones de combate.

-- Letizia Ortiz vestía de negro. Era su primer acto oficial tras haber dado a luz a su segunda hija, la infanta Sofía.

-- Cuando, junto con su marido, saludó a las familias de los fallecidos y charló con ellos durante unos largos minutos, la Princesa se emocionó, e incluso se le escaparon algunas lágrimas. Asistieron doscientos familiares de soldados.

-- Una gran bandera de Colombia, nacionalidad de tres de los soldados muertos, figuraba a la vista en manos de los familiares.

-- Como era bien patente, los efectivos de la Brigada Paracaidista que formaron estaban integrados por un elevado número de extranjeros: soldados con aspecto de ser sudamericanos, otros de color… Según datos oficiales, el 30 por ciento de nuestras tropas desplegadas en el exterior son no españoles.

-- Esa misma mañana, otros integrantes de la unidad se preparaban para ir destinados a una misión internacional.

-- Asistieron el presidente del Gobierno, la vicepresidenta y ocho ministros. En quinto lugar, por el protocolo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Estuvo también Mariano Rajoy, además de Ruiz Gallardón. Y el portavoz del Gobierno, Fernando Moraleda.

-- José Antonio Alonso, titular de Defensa lucía traje negro, en contraste con la camisa de rayas que llevó durante su desplazamiento al Líbano, una indumentaria inadecuada que contrastó con la uniformidad de las tropas allí.

-- El Gobierno asistió al funeral, escuchó la homilía del arzobispo castrense, el canto “La muerte no es el final”, y un recitado a coro de la oración del paracaidista, todo ello de contenido claramente religioso.

-- Al terminar, una mujer dominicana, madre de un cabo destinado en el Líbano, pidió a Zapatero que luche por la juventud de España y por los inmigrantes.

-- El momento más tenso se registró cuando la madre de otro cabo, destinado en Paracuellos, increpó al presidente del Gobierno y a la vicepresidenta por la falta de inhibidores en los blindados españoles: “Esos muchachos no pueden ir sin protección”.

-- Zapatero se detuvo un momento, y entonces se le acercó Fernández de la Vega. La mujer prosiguió a voz en grito: “No hay derecho. No hay valor para que estos militares estén sin protección”. Y acabó con un viva a Esperanza Aguirre (después dijo que no le debe nada al presidente del Gobierno ni a la presidenta madrileña).