Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El diario Gara refleja el enfado abertzale por los rumores de lucha intestina en ETA y fondos reservados, a los que aludió Isabel San Sebastián

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La periodista Isabel San Sebastián afirmaba en El Mundo del pasado sábado que corría el rumor de una posible escisión dentro de ETA propiciada por el pago a un viejo etarra para la eliminación del cabecilla de “los duros” de la banda que se opone a la negociación. Gara publicó la réplica ayer domingo.

“Circula por ciertos mentideros próximos a ETA un rumor inquietante (…) que habla de mucho dinero procedente del bolsillo de los contribuyentes, pagado a un miembro de la banda por liquidar (física o metafóricamente) a un compañero y desbrozar con ello el camino de la negociación con el gobierno”.   De ésta forma daba inicio un texto de Isabel San Sebastián, publicado este sábado en El Mundo, en el que se barajaba la hipótesis de un presunto uso de fondos reservados para acabar con un supuesto enfrentamiento entre dos facciones de ETA –los que desean seguir asesinando, y aquellos partidarios de negociar con el Gobierno- por la vía de “acallar” a los rebeldes.   El mundo abertzale rápidamente se ha puesto en marcha para tranquilizar a los suyos y de paso enviar un recado a la periodista. En fuentes de la lucha antiterrorista se suele recordar que Gara es hoy día el órgano de comunicación de Batasuna, a través del que se mantiene la unidad y moral de los presos de la banda (que lo leen religiosamente) y del resto del entorno etarra.   El papel que hoy realiza fue el que, hasta su clausura judicial, representó el diario Egin. Egin se hizo tristemente famoso durante el mandato de Xabier Salutregi, entre febrero de 1992 y julio de 1998, cuando once campañas contra distintas personas consideradas “enemigos de la causa del Pueblo Vasco” acabaron en asesinato a manos de ETA. Pues bien, en una columna “crítica” que ahora publica Gara, firmada con el pseudónimo de Maite Soroa, se responde a Isabel San Sebastián.   El texto lleva por título: “Inventarse los rumores”. En el escrito, además de descalificar a la periodista, se nutre la mente de los simpatizantes abertzales con argumentos escogidos para que no den crédito a la existencia de una posible escisión dentro de ETA.   El portavoz de Gara, y quienes le guían la pluma, acuden a la ironía para despejar las posibles dudas de los militantes abertzales sobre una ruptura en la banda, que suele desmoralizar a sus presos. Hay que añadir que en no pocas ocasiones los etarras han querido justificar el asesinato de periodistas afirmando que colaboraban con las Fuerzas de Seguridad, una hipótesis que esgrimen cuando alguien sostiene ideas que perjudican a los intereses abertzales.