Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El General de Enseñanza de la Guardia Civil modifica de nuevo la norma de puntuación para ascensos: ahora se premian los cursos de Word y Excel

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo sistema de adjudicación de puntos para los ascensos internos en la Guardia Civil vuelve a cambiar. Siguen sin valorarse los años de ejercicio anteriores al empleo de sargento y ahora se puntuarán los cursos internos realizados, pero sólo los informáticos, dejando fuera otros como los de Información o Policía Judicial.

El pasado 1 de marzo, El Confidencial Digital adelantó que el General de Enseñanza de la Guardia Civil, Juan González Bueno, iba a modificar la valoración por puntos de los ascensos por promoción interna a oficial, que ya había levantado críticas por el nuevo sistema de baremación. Entonces, se daba prioridad a los conocimientos teóricos frente a la veteranía de los agentes.

Según las nuevas informaciones recabadas por este confidencial, algunas modificaciones introducidas en fecha reciente mantienen igual de preocupados a los agentes. Concretamente, el punto más polémico tiene que ver ahora con la decisión de contabilizar los méritos de los guardias en relación a los cursos realizados en la Benemérita.

Los planes actuales de Enseñanza tendrán ahora en cuenta varios de los cursos superados a nivel interno. En los primeros borradores no se contabilizaban. Ahora, sí. La diferencia introducida ha recibido el visto bueno por parte de los guardias. El problema, aseguran las fuentes consultadas, es que los periodos de formación que se tendrán en cuenta para los ascensos sólo se puntúan si se trata de conocimientos informáticos. Como decimos, no se tendrán en cuenta algunos cursos realizados como los de Policía Judicial, Información, Servicio Marítimo, Montaña, o cualquier otro más cercano a labores especializadas de la Guardia Civil.

El análisis que se realiza internamente sobre los nuevos criterios es el siguiente:

-- Los más beneficiados van a ser los suboficiales destinados en las Planas Mayores, que se sirven de su jornada laboral para realizar esos cursos, a diferencia de lo que sucede con los miembros de las unidades más operativas o de calle.

-- Se va a incrementar el número de recursos jurídicos presentados por los guardias para que se valoren otros cursos de especialización. Para realizar estos periodos de formación se requiere de un proceso de selección previo, una fase asistencial posterior en la que los agentes deben superar unas pruebas teóricas y prácticas, y la adjudicación de destinos para obtener un rendimiento a la especialidad y que por lo general es de dos años. Los conocimientos informáticos baremados no requieren ese tiempo. 

-- No se cuestiona que los cursos que se pretenden baremar sean accesibles a todo el personal, pero sí que, “aunque las convocatorias sean para todo el mundo, en la práctica quedarán limitadas a aquellas personas que tengan acceso a un ordenador oficial”, se asegura.

-- Se va a dar la paradoja, incluso, de que la baremación de estos cursos premie a los futuros oficiales por su dominio de la materia informática, cuando “estos conocimientos dejarán de serles útiles”. Y es que, salvo raras excepciones, son los suboficiales los que llevan el peso de la burocracia.

·Publicidad·
·Publicidad·