Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El General García Varela se convierte en el verdadero “jefe” del Ministerio del Interior: Rubalcaba y Mesquida “están a sus órdenes”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El director general adjunto de la Guardia Civil, José Manuel García Varela, es quien controla realmente todo el flujo de información que generan las investigaciones tanto de su cuerpo, la Guardia Civil, como las del Cuerpo Nacional de Policía. El ministro Rubalcaba no da un paso sin consultarle primero a él.

En ámbitos de la Guardia Civil es bien conocido el poder que tiene el General de División, José Manuel García Varela, así como su trayectoria al frente de los departamentos más sensibles, como fue Información o la Subdirección General de Operaciones.

Cuando el Gobierno del PSOE decidió unificar la jefatura de ambos cuerpos en una sola persona, Joan Mesquida, incluyó en el organigrama dos Direcciones Adjuntas Operativas, una para el Cuerpo Nacional de Policía (el Comisario Miguel Ángel Fernández Chico) y otra para la Guardia Civil (el General García Varela).

Tal es la fuerza y el peso que ha ido cogiendo el General Varela en estos últimos meses que, según confirman a El Confidencial Digital fuentes de los servicios de seguridad, en el Ministerio del Interior se le conoce como el sobrenombre de “el Jefe”. Hasta el propio Alfredo Pérez Rubalcaba no da un paso sin consultarle previamente. “En ese ministerio –aseguran- no se hace nada sin que Varela, ‘el jefe’ dé su visto bueno”.

Por sus manos pasan todos los informes que se elaboran en la lucha contra el terrorismo y por ello, dicen, es el mejor informado. Razón por la cual en el seno de las fuerzas de seguridad muchos se preguntan cómo el Gobierno puede haber dicho que no había datos para pensar que ETA iba a romper su alto el fuego con un atentado como el de la T-4 de Barajas.

Al General Varela se le reconocen dentro del Instituto Armado los logros conseguidos por aquellos que han estado a sus órdenes, pero también se le echa en falta haber pasado más tiempo “sobre el terreno”. Su prestigio dentro de otros cuerpos policiales llevó a Francia, por ejemplo, a otorgarle la distinción más elevada de la que disponen a nivel policial. Se trata de la “Legión de Honor”, concedida por el Presidente de la República y que impone, en su nombre, el Gran Canciller de la Orden.

Desde que fue ascendido a general, hace ya varios años, participa en las reuniones que se organizan al más alto nivel sobre temas de seguridad. Toda la información susceptible de ser tenida en cuenta pasa por sus manos. “Está mejor informado que cualquier director del CNI” (Centro Nacional de Inteligencia), aseguran algunas fuentes. 

Asesora al director general, Joan Mesquida, por lo que tampoco se explican algunos miembros de la propia Guardia Civil cómo es posible que Mesquida haya errado en algunas de sus intervenciones. Se recuerda su declaración explicando que ETA no se estaba rearmando en periodo de tregua o cuando adelantó que el explosivo de la T-4 estaba ya prácticamente identificado y el ministro Rubalcaba no aportó, minutos después, ni un solo detalle al respecto.

Dentro de poco, el General Varela será ascendido a Teniente General junto a otros dos oficiales que tiene previsto nombrar el Consejo de Ministros, aunque aún sin fecha fija. Los otros dos serán el General Solís, de Personal, y el de Apoyo, General Cardiel.