Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Gibraltar vuelve a provocar a España al firmar acuerdos de intercambio fiscal con Grecia e India sin la presencia de la bandera británica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las protestas formuladas por España al Reino Unido por la puesta en escena de la firma de acuerdos de intercambio de información fiscal por parte de Gibraltar caen en saco roto, tanto en Londres como en el Peñón. El Gobierno de Fabian Picardo acaba de suscribir dos nuevos TIEA (Tax Information Exchange Agreement) sin la presencia de la bandera británica. En esta ocasión, con Grecia e India.

Las autoridades gibraltareñas han firmado ya 26 acuerdos de este tipo, el primero de ellos con Estados Unidos, el 31 de marzo de 2009, en un acto en el que se podían ver dos grandes banderas: la de Estados Unidos y la de Gibraltar.

Aquello motivó una protesta española ante Washington, porque, al no estar presente ninguna autoridad del Reino Unido ni la bandera de ese país, se daba la impresión de que Gibraltar es un Estado soberano, cuando, en realidad, solo puede firmar por delegación de Londres.

España protestó también ante el Reino Unido, que se comprometió a que siempre estuviera presente la Unión Jack, la bandera británica, junto a la gibraltareña. Así fue en los siguientes acuerdos, pero el pasado mes de octubre, en la firma del acuerdo de intercambio de información fiscal en la Embajada italiana en Londres, volvió a desaparecer la enseña británica. España protestó ante Italia y ante el Reino Unido.

Ahora, el Gobierno, previsiblemente, se verá obligado a expresar su protesta a Grecia y a India, ya que en la firma sólo estaban las banderas de esos países y la de Gibraltar.

Según indican fuentes diplomáticas a El Confidencial Digital, el malestar español se dirige, no tanto con griegos e indios, que pueden no estar al corriente del problema, como contra los gibraltareños y las autoridades británicas, que son quienes saben perfectamente cuál es la posición española en este asunto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·