Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El ex consejero de Gobernación de la Generalitat desvela cómo planeó presentar una moción de censura y destronar a Pasqual Maragall por su ineptitud

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La maniobra estaba preparada, efectivamente, pero Pasqual Maragall se le adelantó a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa de 2006, nombrándole consejero de Gobernación. Son revelaciones de Xavier Vendrell que aparecen en un libro donde habla también del pacto suscrito entre Mas y Puigcercós durante las negociaciones del Estatuto y de cómo Zapatero, al final, les engañó con el texto final.

Xavier Vendrell asegura que intentó que su partido pactase con el PSC un nuevo presidente de la Generalitat, ya que no consideraba a Maragall “apto para ocupar tan alta responsabilidad”. El autor del libro ‘Disculpen las Molestias’ –Disculpin les molèsties (Ara Llibres)- llegó a pedirle incluso a Joan Ridao, portavoz de ERC en el Parlamento autonómico, que redactara el texto de la moción de censura y la presentara en el registro de la cámara.

“A continuación –relata-, pediríamos una reunión de urgencia a los socialistas y les instaríamos a decidir sobre quién situarían en la Presidencia de la Generalitat para sustituir a Pasqual Maragall, porque, visto su comportamiento, este hombre no podía seguir al frente de la institución debido a sus muestras de desorientación, a fuerza de golpes de timón sin rumbo, que no hacían más que desestabilizar el Govern y provocar serios problemas”.

Sin embargo, su estrategia dio un giro tras la Semana Santa de 2006, cuando Maragall anunció por sorpresa una reforma de su Gobierno que cogió con el pie cambiado incluso a los miembros del tripartito. La moción de censura se quedó en un simple proyecto frustrado. La pregunta que Vendrell se hace es si Maragall sabía lo que se cocía en la cocina de ERC.

Vendrell desvela también el pacto de Artur Mas y el secretario general de ERC, Joan Puigcercós, para que, cuando el Estatuto de Autonomía se negociara en Madrid, no aceptaran ningún texto que no recogiera la definición de Cataluña como nación y una mejora sustancial del sistema de financiación.

Otra de sus “revelaciones” de estos 21 días como conseller, la más corta de la historia del ejecutivo catalán, es su sintonía con José Montilla, actual presidente de la Generalitat de Cataluña. Vendrell recuerda, con agrado, cómo en un acto de Cornellá en 1985 Montilla habló por primera vez en público en catalán debido a la protesta de un militante de Moviment de Defensa de la Tera, grupo separatista y brazo político del grupo terrorista Terra Lliure, Jordi Moners.

El autor no se olvida del presiente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del que dice sin utilizar medias tintas: “nos engañó como bobos” con el Estatuto. Y añade: “no es un buen gobernante, es un buen vendedor”.

·Publicidad·
·Publicidad·