Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se le agota el tiempo al Gobierno para sacar de Canarias a 5.000 “sin papeles” que en 7 días quedarán libres: no hay previsto un dispositivo especial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Si el Ministerio del Interior no lo impide, en una semana 5.000 inmigrantes ilegales pasarán a ser ciudadanos libres y quedarán vagando, con una orden de expulsión en el bolsillo, por las calles de las islas. El departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba tiene previsto mantener el ritmo de 500 repatriaciones semanales.

El problema concreto al que se enfrenta el Ejecutivo de Zapatero es que para un importante número de indocumentados la próxima semana se cumple los 40 días contemplados por ley para que un inmigrante ilegal permanezca en un centro de acogida temporal. Concretamente, según datos recabados por El Confidencial Digital en fuentes policiales, en Canarias hay en estos momentos casi 5.000 inmigrantes a los que ahora se les vence ese plazo. Si el gobierno no lo remedia, los inmigrantes quedarán en libertad, eso sí, con una orden de expulsión en su poder.   Haciendo un simple cálculo matemático, en estos momentos, es materialmente imposible que esos indocumentados puedan ser repatriados a tiempo. El ritmo de estas últimas semanas ha sido de 500 expulsiones semanales, para las que han hecho falta 10 vuelos. Incluso ha habido días en el que se han fletado hasta 3 aviones. Es decir, que se necesitaría más de un mes para conseguir devolver a su país a estos 5.000 extranjeros.   Fuentes del Ministerio del Interior han reconocido a ECD que su intención es proceder en tiempo con las repatriaciones. Sin embargo, explican, no se va a poner en marcha ningún dispositivo especial. Se va a proceder como hasta ahora. Si se vence el plazo, se reconoce que la calle y las organizaciones no gubernamentales serán las únicas salidas para esos inmigrantes ilegales.   En la dura realidad de la crisis de los cayucos hay otros datos de interés que merecen ser reseñados:   -- La seguridad en los recintos de acogida está mermando por momentos. Actualmente, comienza a haber una relación de un policía por cada 300 inmigrantes.   --El laboratorio que se encarga de realizar los análisis a los inmigrantes que llegan por el mar ha detectado un 25% de resultados positivos en enfermedades infecto-contagiosas. Los policías que trabajan sobre el terreno se quejan de que sólo se les hacen pruebas de unas pocas enfermedades. Habría que ampliar el abanico, explican, a la malaria, el tifus, la tuberculosis, la sarna o el paludismo. En los últimos 6 meses se han hecho casi 11.000 analíticas.   -- La custodia y la repatriación de los inmigrantes está provocando el desplazamiento constante de unidades especializadas del Cuerpo Nacional de Policía para evitar posibles altercados y amotinamientos en los vuelos.