Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Gobierno cambia por sorpresa el temario de la oposición al Cuerpo Diplomático, lo orienta ideológicamente y filtra a los candidatos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La prueba de acceso al Cuerpo Diplomático acaba de recibir un duro golpe por parte del Gobierno. A dos meses de la convocatoria, se ha modificado el 80% del temario, se le ha dado un marcado sesgo ideológico y existen serias dudas sobre los candidatos y el tribunal. En el Ministerio de Asuntos Exteriores se habla abiertamente de “pucherazo”.

El pasado viernes 7 de abril el organismo encargado de hacer público el temario que servirá de base para la oposición que permite acceder a la carrera diplomática presentó los temas. Hay varios detalles que han llamado la atención, incluso a embajadores con muchos años de ejercicio profesional. Son los siguientes:   a) Los nuevos temas se han presentado con sólo dos meses de antelación al ejercicio. Tiempo insuficiente, explican los entendidos, para preparar esa prueba. Sobre todo teniendo en cuenta los demás aspectos que se relatan más abajo.   b) Si hasta ahora se aplicaban ligeros retoques al temario, en esta ocasión se ha cambiado el 80% de su contenido. Todos los años había una actualización de las materias pero se trataban de modificaciones de escasa entidad. Por ejemplo: el pasado año se suprimió la historia reciente de los países del Este y la historia del siglo XIX de los Estados Unidos. Ahora ha habido un cambio radical.   c) Hay 30 preguntas nuevas y modificaciones de fondo que afectan también al enfoque “ideológico” de esos temas. Las nuevas orientaciones aplicadas al temario son, cuando menos, opinables. Se exponen algunos ejemplos:   –Se ha suprimido cualquier referencia a la OTAN. –También han desaparecido los temas referidos al NAFTA. –Se han incluido, sin embargo, varios capítulos sobre la Alianza de Civilizaciones y el Islam. –Hay un giro en el tratamiento de la diplomacia, entendida ahora como activismo. Se insiste mucho en enfocar este concepto desde un punto de vista sociológico. –Suiza aparece ahora como modelo constitucional. Hay quien sugiere que se quiere poner de relieve su carácter de Estado confederal que podría servir de modelo para España según el proyecto autonómico que está intentando aplicar el Gobierno Zapatero. –Se ha modificado también la ubicación de la Santa Sede que, por vez primera, pasa a ser considerada como un actor jurídico internacional de segundo orden. –También hay cambios terminológicos: el periodo de gobierno de Franco acaba de ser bautizado como “España bajo la dictadura franquista”. –Se han suprimido apartados de la Historia Moderna de España, como los periodos de Carlos V y Felipe II. –En los temas que deben estudiar los opositores se ha cancelado cualquier referencia al Descubrimiento de América. La primera aparición de España en este continente es ahora con ocasión de la independencia de las colonias.   d) También se denuncia que el nuevo temario guarda singulares semejanzas con el contenido de un Máster que imparte la Escuela Diplomática desde octubre de 2005 y concluye el próximo mes de junio. Este curso en Diplomacia y Relaciones Internacionales no es de libre acceso. Sus bases regulan un proceso de admisión que permite filtrar a los candidatos pero no tiene tantos controles como exigen las tradicionales convocatorias para funcionarios.   Es decir, los organizadores han podido admitir a quienes deseaban y prepararlos para el próximo ejercicio. Ahora, con los conocimientos de este curso, se encuentran en condición ventajosa respecto al resto. Los organizadores del Máster reconocen que las materias impartidas en su curso suelen representar al menos un 65% de los temas exigidos en la oposición.   e) En el tribunal de las oposiciones al Cuerpo Diplomático que también acaba de ser presentado existe un claro predominio de los representantes de la Universidad Carlos III de Madrid que dirige Gregorio Peces Barba. Además, existe una clara orientación de izquierda en los restantes miembros.