Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Gobierno solicita a EE.UU dos sistemas de armas para continuar con la construcción de la quinta fragata tipo F-100 y anunciar la adquisición del sexto buque

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Armada española está renovando la flota de fragatas de la clase “Baleares” con los buques de la serie F-100. Actualmente, se cuenta con cuatro unidades de este tipo y en 2012 entrará en servicio una quinta fragata, actualmente en construcción. Recientemente, el Gobierno español ha solicitado a EE UU la compra de dos sistemas de armas AEGIS: uno se instalará en la quinta unidad, y el segundo, se destinará para la futura F-106.

Todavía no hay nada firmado, pero en la Armada española ya se da por hecho que próximamente se dará a conocer la voluntad del Gobierno español de añadir a la actual flota de fragatas F-100 la que se convertiría en la sexta unidad, la F-106 –que previsiblemente recibirá el nombre de “Juan de Austria”-.

Mientras tanto, la construcción por parte de Navantia de la F-105 –bautizada con el nombre de “Roger de Lauria”- en los Astilleros de Ferrol comenzó el pasado 19 de junio y está previsto que entre en servicio en 2012. Una de las cuestiones pendientes para finalizar la fabricación del buque es la adquisición e instalación del sistema de armas –MK 7 Aegis Weapons Systems-.

Fuentes norteamericanas han confirmado a El Confidencial Digital que el Gobierno español ha realizado recientemente una petición oficial para adquirir este sistema de combate. Pero no sólo uno, sino dos, que serán destinados a las futuras F-105 y F-106. Sin embargo, y a pesar de la solicitud realizada, todavía no se ha formalizado el contrato que permita la fabricación del sexto buque.

Las mismas fuentes añaden que el coste de la operación por estos dos sistemas de armas rondará los 780 millones de dólares. Los principales contratistas estadounidenses que se beneficiarán de este contrato son Lockheed-Martin, la compañía Raytheon y General Dynamics.