Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El subdelegado del Gobierno en Guipúzcoa ordena a la Guardia Civil que advierta con antelación a la Ertzaintza de todos sus controles antiterroristas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Grupo Antiterrorista Rural (GAR), encargado de la lucha contra ETA en el País Vasco, ha recibido orden de reactivar un viejo protocolo de actuación que estaba en desuso para que adviertan con antelación a la Ertzaintza de todos los controles antiterroristas que lleven a cabo.

Según fuentes en la lucha antiterrorista consultadas por El Confidencial Digital, el GAR ha recibido orden de informar con antelación a la Ertzaintza de todos los controles antiterroristas que realicen en el País Vasco. El subdelegado del Gobierno en Guipúzcoa, Francisco Jordán de Urries, ha reactivado recientemente un plan de coordinación que se decidió dejar en suspenso en la época del Partido Popular.

Ahora, la orden de la subdelegación es activar, con carácter obligatorio, los acuerdos de la Junta de Seguridad del País Vasco que exigen que los controles sean advertidos a la Guardia Civil, la Ertzaintza y el Cuerpo Nacional de Policía (CNP). Esta directriz fue fijada durante el Gobierno de Felipe González pero, en la etapa de José María Aznar, los responsables del GAR advirtieron de que aquella orden podía tener ‘efectos perversos’ relacionados con la seguridad.

El aviso preventivo podía acarrear, por ejemplo, filtraciones al entorno abertzale. Ese flujo de información –explican a ECD fuentes de la lucha antiterrorista- podía provocar varios efectos no deseados: la huida de los sospechosos a los que se fuera a controlar, la colocación de artefactos explosivos o la comisión de asesinatos aprovechando el movimiento conocido de los GAR o, finalmente, que se eligieran rutas alternativas y burlar el cerco policial.

La reclamación fue estimada y los responsables ‘populares’ en el País Vasco optaron por obviar la consigna y favorecer la seguridad de las operaciones de los cuerpos policiales y la de sus integrantes por separado. De hecho, hasta la reciente orden de la subdelegación del Gobierno, el procedimiento se realizaba de la siguiente manera:

-- Cuando se ponía en marcha un operativo, se omitía el aviso preventivo a otros cuerpos policiales y, posteriormente, se comunicaba la acción al Fiscal. Se informaba con todo lujo de detalles de los controles realizados, así como de las personas identificadas y denuncias o de los detenidos en las operaciones.

-- En cuanto a los movimientos del GAR, en el momento en el que se movilizaba el dispositivo se informaba al COS (Centro Operativo de Servicio -centralita que controla todas las fuerzas policiales que están trabajando en ese momento-) de la zona aproximada donde iba a operar el GAR.

Las fuentes consultadas por ECD aseguran ahora que el hecho de avisar de los desplazamientos, que ha vuelto a ser de obligado cumplimiento, supone una limitación importante en la independencia de las operaciones. También se lamentan las consecuencias de un trámite burocrático que ralentizará los controles: impide, por ejemplo, el uso de información de última hora que podría permitir actuar con más eficacia.

Por lo tanto, en estos momentos, además de dar aviso al Fiscal, los movimientos de los miembros de la lucha antiterrorista se comunican a la Ertzaintza y al COS. La orden estipula que se debe avisar de los movimientos del GAR tanto en el momento de salir del acuartelamiento como al regresar. Esta orden también está vigente para el resto de comandancias del GAR en el País Vasco.

·Publicidad·
·Publicidad·