Sábado 10/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Temor en el Gobierno: Israel puede retirar su embajador, inquietud ante lo que filtre el Mossad tras el “pañuelo” de Rodríguez Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El “gesto” de Rodríguez Zapatero de lucir un pañuelo palestino en plena crisis Israel-Líbano, puede traer consecuencias mucho más graves de lo que parece. Y hay inquietud máxima en el Gobierno.

El Confidencial Digital ha podido comprobar en fuentes próximas al Ejecutivo que existe una gran preocupación por las medidas que pueda tomar Tel Aviv tras el suceso, que ha caído como una bomba en el Gobierno israelí, pero también en la población de aquel país.   En el Ejecutivo se barajan hipótesis muy duras, una de ellas la posibilidad de que Israel decida retirar su embajador en Madrid. La crisis diplomática sería la más dura vivida en España desde la llegada de la democracia.   ¿Qué información tiene el Mossad?   El otro centro de inquietud es el Mossad, es decir, cuál pueda ser la reacción de los servicios secretos israelíes. En primer lugar, porque disponen de la mejor información del mundo sobre cualquier asunto que pueda afectar al mundo islámico. Y, en concreto, porque disponen de informaciones fidedignas sobre los grandes atentados, y más específicamente sobre la masacre del 11 de marzo en Madrid.   Existe, además, el convencimiento de que los servicios secretos israelíes son, en estos momentos, el principal escudo del mundo frente al terrorismo islámico y los grupos más radicalizados.   El Mossad tiene conexiones importantes con todos los servicios de inteligencia del planeta: Estados Unidos, Marruecos, Libia, Francia, Inglaterra, Alemania… En los ámbitos próximos al Ejecutivo a los que ha tenido acceso ECD se preguntan, en concreto, qué información de nuestro país y de nuestro Gobierno habrá pasado a Tel Aviv, al día siguiente del incidente con ZP, el servicio de la embajada de Israel en Madrid.   Según las informaciones recibidas por El Confidencial Digital, Rodríguez Zapatero sabe que, hace unos pocos años, los israelíes se habrían ofrecido a través del Mossad para ayudar al PSOE, entonces en la oposición, para agilizar el proceso de paz con ETA. Hay datos concretos.   Entrevistas con presidentes de grupos de comunicación   El pañuelo palestino que se puso el presidente del Gobierno ha sido recibido por Israel como la mayor bofetada internacional que han sufrido. Y es sabido que el pueblo judío ni olvida ni perdona.   El gesto ha sido percibido como dar apoyo a grupos terroristas antes que a Israel, un pueblo que –según los análisis de todos los Gobiernos- no puede perder una sola batalla porque está rodeado de doscientos millones de personas dispuestos a aniquilarles. En casos como la crisis de Líbano, la opción puede ser guardar silencio, como están haciendo Egipto o Jordania, donde se percibe una tensísima calma y silencio oficial.   Según ha confirmado El Confidencial Digital, la comunidad judía en España, donde tiene cierto poder económico, ha solicitado hablar detenidamente con todos los presidentes de los grandes grupos de comunicación del país, alguno de ellos, por cierto, con intereses en muchos lugares del mundo.   Otros analistas políticos apuntan que, desde una perspectiva del votante español, se puede vender nuestra tradicional amistad con el pueblo árabe, pero eso es compatible con no enemistarse con los judíos. De hecho, los gobiernos anteriores, y sobre todo Felipe González, han sido amigos de pueblo árabe y también mucho del pueblo judío.   Ceses en el equipo de seguridad   Expertos en asuntos de seguridad de personalidades no entienden cómo Zapatero se dejó colocar el pañuelo palestino por un joven militante del PSOE, tras un acto informal, y sobre todo dejarse fotografiar con él. No se explican cómo lo permitieron los escoltas que acompañan al presidente en su círculo más próximo.    Algunos analistas advierten que si los servicios de protección del Presidente no tienen orden de que no le pongan un pañuelo que dé la vuelta al mundo y no beneficie a España, a lo mejor una salida, para intentar desviar la atención sobre lo sucedido, podría ser destituir ahora a alguien del servicio de seguridad de la Presidencia del Gobierno.