Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un día después de la salida del Gobierno del ‘pijo-rojo’ Jordi Sevilla, Rubalcaba pone sobre la mesa el borrador del nuevo Régimen Disciplinario de la Policía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Coincidencia o no, el lunes 9 de julio tuvo lugar la reunión del Ejecutivo con las organizaciones policiales para sacar adelante la norma que lleva tres años embarrancada. Los agentes se niegan a aceptar un texto excesivamente restrictivo y achacan las reticencias al ex ministro de Administraciones Públicas. Vea dentro el borrador.

Después de tres años sin diálogo, Alfredo Pérez Rubalcaba consiguió el lunes 9 de julio sentarse con los sindicatos policiales para intentar acercar posturas sobre el Reglamento de Régimen Disciplinario de la Policía. El texto estaba ‘desactivado’ desde que, tras el cambio de gobierno en 2004, el gobierno presentara un borrador a las asociaciones “mucho más restrictivo” que el habían consensuado con el Gobierno Aznar tras años de discusiones.

Y no es que Rubalcaba, señala el Sindicato Unificado de Policía (SUP), no tuviera intención de cumplir este trámite sino que, una y otra vez, se había encontrado con la oposición de otros dirigentes socialistas como Jordi Sevilla, ex ministro de Administraciones Públicas, que “no entendía por qué los policías teníamos que tener un régimen diferenciado al resto de los funcionarios públicos. Sevilla, encuadrado por los agentes como del círculo de los “pijo-rojos socialistas” quería a los policías “condenados, sin defensa y sin presunción de inocencia”.

El nuevo texto que les ha ofrecido ahora Interior ofrece cambios significativos, que recogen algunas de las enmiendas presentadas por las organizaciones policiales. Es el caso de determinadas sanciones. Por ejemplo, a efectos prácticos, en el anterior documento un agente podía ser suspendido de empleo y sueldo si, estando fuera de servicio y, por tanto en su tiempo libre, se viera implicado en una pelea “personal”. Además, se les suspendía tres años por dar positivo en un control de alcoholemia. Eran sanciones, dicen los policías, que Jordi Sevilla no quería derogar. También se reduce la graduación de sanciones muy graves y graves aunque –advierten- aún habrá que limar otras cuestiones como el sistema de turnos.

Según explican desde el SUP, el ex ministro ha obstaculizado durante su mandato todas las reformas que se planteaban desde Interior . El lunes 9 también se publicó la convalidación de estudios de los miembros de escala básica, un derecho del que la Guardia Civil disfruta hace tiempo.

Sin embargo, aunque la reunión del lunes fue definida como “un salto de pértiga en una carrera de tortugas” el Reglamento no se aprobará en esta legislatura. Rubalcaba asumió el compromiso que, de haber acuerdo entre todas las partes implicadas, estaba dispuesto a aprobarlo en Consejo de ministros y enviarlo al Parlamento. Será, por tanto, un compromiso político para el futuro Gobierno.

Puede consultar aquí el borrador completo presentado ahora por Rubalcaba.