Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Gobierno está haciendo todo lo posible para que Zapatero no tenga que ir a Valencia en la visita del Papa y ahorrarle así abucheos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Gobierno quiere saludar al Papa con ocasión de su venida para asistir al Encuentro Mundial de la Familia (EMF), pero no quiere ir a Valencia porque teme los abucheos.

Fuentes solventes, directamente relacionadas con el asunto, han relatado a El Confidencial Digital que el Gobierno está haciendo todo lo posible para que Rodríguez Zapatero no tenga que desplazarse a la capital del Turia, donde sus asesores temen que se produzca un sonoro abucheo de los participantes en el EMF. El motivo es el descontento que existe con la política familiar que desarrolla el Ejecutivo socialista. Recientemente, el portavoz del Gobierno, Fernando Moraleda, fue entrevistado por Cristina López Schligting, en la Cadena COPE, y, preguntado si Zapatero iba a estar presente en Valencia, no quiso responder. Según esas fuentes consultadas por ECD, en el entorno presidencial todavía existen esperanzas de que no sea necesario acudir a la ciudad levantina. De hecho, desde el Gobierno han “sugerido” por distintas vías, es decir, a través del Vaticano y de los organizadores del Encuentro, que Benedicto XVI pase por Madrid, de forma que sea en la capital de España donde se produzca el encuentro, deseado por Zapatero, puesto que quedaría muy mal que, en un acontecimiento así, de carácter mundial, él estuviera totalmente fuera. Sin embargo esta propuesta se considera prácticamente descartada, sobre todo por el Vaticano, que desde el principio tiene claro que Valencia será la única ciudad que visitará el Pontífice. Las fuentes consultadas por ECD insisten en que el Gobierno se encuentra entre la espada y la pared. Si, como todo parece indicar, Benedicto XVI no toca tierra en Madrid, Zapatero no tendrá más remedio que ser él quien se desplace hasta Valencia, con los riesgos indicados. Puestos en ese escenario, desde Moncloa ya se están “tanteando” las posibilidades de una entrevista “discreta” de Zapatero con el Papa, donde el presidente no tenga que tener demasiado contacto directo con los cientos de miles de personas que se congregarán en Valencia para participar en el EMF.

·Publicidad·
·Publicidad·