Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Gobierno, preocupado por la convocatoria, maniobra para boicotear la manifestación del día 12 sobre la educación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay inquietud en ambientes del Gobierno por la manifestación convocada para el 12 de noviembre en Madrid, que incluso puede ser un éxito mayor que el que alcanzó la del pasado 18 de junio. Y está moviéndose para intentar frenarla y boicotearla.

Hay inquietud en ambientes del Gobierno por la manifestación convocada para el 12 de noviembre en Madrid, que incluso puede ser un éxito mayor que el que alcanzó la del pasado 18 de junio. Y está moviéndose para intentar frenarla y boicotearla. La manifestación de la semana que viene, en defensa de la libertad de educación y del derecho de los padres a elegir la orientación que desean para sus hijos, podría incluso ser más numerosa que la de junio, según impresiones de los organizadores, y ése es el motivo de recelo en el Ejecutivo. Fuentes cercanas a los promotores de esta iniciativa reconocen sus temores a que, desde círculos gubernamentales, se produjera alguna maniobra para desmovilizar a los ciudadanos, y la pregunta era cuándo y dónde de produciría. Por su parte, fuentes eclesiásticas apuntaban que desde algunos sectores del PSOE se estaban filtrando “informaciones interesadas”. En ese ambiente, se han encontrado con la publicación en el diario ABC de una noticia -en portada- diciendo que monseñor Blázquez había llegado a un preacuerdo con el Gobierno sobre la asignatura de religión y que el episcopado no acudiría a la marcha del 12 de noviembre. Inmediatamente se produjo un desmentido de la Conferencia Episcopal, negando que haya ningún acuerdo en relación con la LOE, y que exista negociación alguna del presidente, Ricardo Blázquez, con el Gobierno. Las cosas siguen paradas o incluso peor, se comentó en fuentes eclesiásticas. El episcopado ratificó ayer el máximo apoyo a la convocatoria del 12 de noviembre, y llamó a los ciudadanos a tomar parte en la manifestación en defensa de la libertad educativa.