Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La fórmula ya se empleó en 1995

El Gobierno recurrirá a créditos de Estado para pagar las pensiones sin vaciar la hucha

Destinará fondos de la partida de “aportaciones extraordinarias” de los Presupuestos que no computarán como déficit, sino como deuda de la Seguridad Social

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uno de los principales retos que tiene el Gobierno para la presente legislatura es garantizar el sistema de pensiones y no dejar vacío el maltrecho Fondo de Reserva. Para ello, diseña un plan de actuación para los próximos cuatro años, que se pondrá en marcha a partir del primer trimestre de 2017, una vez aprobados los nuevos Presupuestos.

Fátima Báñez y Mariano Rajoy. Fátima Báñez y Mariano Rajoy.

Según explican a El Confidencial Digital altos cargos de la secretaría de Estado de Seguridad Social, el Ministerio de Empleo, inmerso en plena negociación con el Pacto de Toledo para blindar las pensiones, tiene ya una hoja de ruta para sumar a todos los partidos a un gran pacto para asegurar el futuro del Fondo de Reserva.

El primer paso, explican las fuentes consultadas, será explicar a la oposición por qué ha sido necesario sacar, en los últimos cinco años, el 40% del dinero existente en la hucha. A continuación, se propondrá la aprobación de créditos de Estado para pagar las pensiones. Y, por último, se elaborará un plan para llenar el Fondo a final de legislatura.

La brecha entre contribuyentes y pensionistas

El principal argumento que maneja el Gobierno para defender la gestión que se ha realizado del Fondo de Reserva durante la anterior legislatura de Rajoy tiene que ver con el desequilibrio existente entre el número de contribuyentes y el de pensionistas, que además se ha ido incrementando con el paso de los años.

El Ejecutivo va a aportar un informe que concluye que, desde el cierre de ejercicio de 2011 hasta el día de hoy, en España hay 3 millones menos de contribuyentes a la Seguridad Social. Sin embargo, el número de pensionistas ha aumentado un millón más en el mismo periodo de tiempo.

Una brecha que, según las fuentes consultadas, “hacía imposible cubrir el pago de las pensiones únicamente con las contribuciones de los trabajadores”. La única forma de abonarlas era recurriendo, como se hizo, al Fondo de Reserva.

Créditos de Estado como solución de urgencia

Esta dinámica ha situado a la hucha de las pensiones bajo mínimos (25.000 millones). Tanto, que desde el Gobierno y la oposición coinciden en señalar que en 2018, y después de las pagas extra de verano y Navidad, se quedará a cero. Por ese motivo, el Gobierno ha diseño un plan alternativo para no arruinar el Fondo.

Este plan, explican las fuentes consultadas, no es otro que aprobar créditos de Estado a la Seguridad Social. Con esas partidas se pagarán las pensiones durante los próximos ejercicios.

Desde la secretaría de Estado de Seguridad Social afirman que el dinero saldría de los próximos Presupuestos Generales del Estado. Concretamente de la partida destinada a “aportaciones extraordinarias” que siempre se incluye en las cuentas estatales.

La fórmula, añaden, ya se empleó en 1995, “en otra situación complicada, y gracias al consenso de todos los partidos”. Esta estrategia permite, además, que el Estado no aumente su déficit, ya que esa aportación computa únicamente como “deuda de la Seguridad Social”.

Objetivo: llenar la hucha a final de legislatura

El Gobierno es consciente de que, para financiar a la Seguridad Social a través de los Presupuestos, necesitará el visto bueno de la oposición y, por este motivo, ya se está moviendo para convencer a los principales partidos.

A todos ellos, además, se les anima a aportar ideas para un gran “Pacto por las Pensiones” a desarrollar durante toda la legislatura con este objetivo claro: volver a llenar el Fondo de Reserva antes de la próxima disolución de las Cortes.

Desde Empleo creen que esa meta es “factible” si contamos con la recuperación de la economía en los próximos cuatro años. Así sucedió, de hecho, durante las dos legislaturas de Aznar que utilizaron esos créditos de Estado del 95 para abonar las pensiones.

Un dato más. Además de prometer la recuperación de la hucha de las pensiones, el Gobierno ofrecerá un incremento de las mismas en la segunda parte de la legislatura. El objetivo es que España invierta un mayor porcentaje del PIB en las pensiones: “Ahora estamos en el 10,4% y creemos que podemos llegar hasta el 11%”, aseguran las fuentes consultadas.

Recelos en el PSOE

El recurso a los créditos de Estado parece la única solución para no vaciar definitivamente el Fondo de Reserva. Por eso, el Gobierno entiende que la propuesta será secundada por una amplia mayoría del Congreso de los Diputados. No obstante, en el PSOE existen ciertos recelos a la medida.

Dirigentes socialistas consultados por ECD explican que esa fórmula “endeudará aún más” a la Seguridad Social, que ya tiene un agujero económico cercano a los 19.000 millones de euros. Un desajuste que “empezó a generarse precisamente en el 95, cuando ya se empleó este recurso para pagar a los pensionistas”.

Desde entonces, explican las mismas fuentes, “no se ha solucionado el problema y en Bruselas empiezan a preguntarnos por esta cuestión”. Por ese motivo, desde el PSOE se apuesta por que el Estado haga una “aportación” y no un “crédito” que genere obligaciones de pago posteriores a la Seguridad Social.

En todo caso, añaden, una cosa está clara: “hay que buscar un acuerdo porque la hucha no se puede quedar vacía”.