Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Gómez Arruche no dimitirá: recuerda que es un militar y que su cese sólo corresponde a Rodríguez Zapatero o a Interior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, considera que es un militar y no debe dimitir. En su entorno se afirma que Arruche no considera que su actuación haya sido incorrecta y que la decisión de abandonar el cargo no le corresponde tomarla a él sino a Zapatero y a Alonso.

El director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, considera que es un militar y no debe dimitir. En su entorno se afirma que Arruche no considera que su actuación haya sido incorrecta y que la decisión de abandonar el cargo no le corresponde tomarla a él sino a Zapatero y a Alonso. Los problemas para el teniente general de la Benemérita no han hecho sino acumularse en los últimos meses. A las duras críticas vertidas por su actuación en el caso Roquetas se han sumado otras denuncias que no han hecho sino transmitir la impresión de que su cese ha sido aplazado, pero que finalmente se producirá. Pues bien. Fuentes próximas a Gómez Arruche a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital manifiestan que el responsable de la Guardia Civil asegura tener el apoyo político del Gobierno y que, por tanto, “no se plantea presentar su dimisión”. Arruche considera el cargo como “un destino más dentro de su carrera militar y permanecerá al frente hasta que se le comunique su relevo”. Desde su entorno se afirma que “existe una fuerte campaña contra Arruche por parte de algunas asociaciones de guardias civiles que piden la desmilitarización del Cuerpo”, y consideran que la naturaleza militar del director de la Benemérita supone “un obstáculo” para que estas organizaciones consigan sus objetivos. Personas cercanas a Arruche recuerdan gestos como los de este jueves, cuando un grupo de quince generales del Instituto Armado organizaron una comida al director general en un restaurante madrileño con el objeto de expresarle su apoyo y trasladarle que apoyan su gestión en el asunto de la muerte de un hombre en el cuartel la localidad almeriense de Roquetas. Los generales le apoyan, lo mismo que lo hacen los profesionales que le conocen y que trabajan con él, se insiste. Y estos no entienden por qué se le responsabiliza de todas las cuestiones de las que se le acusa. Por si fuera poco, el ministro del Interior, José Antonio Alonso, era taxativo al respecto este domingo, en una entrevista concedida al diario El País: “Gómez Arruche goza de la confianza del Gobierno”.