Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Guardia Civil asegura que el ‘modus operandi’ en la amenaza de bomba que obligó a desalojar el Ministerio de Agricultura no es de ETA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio que dirige Elena Espinosa fue desalojado este martes tras recibir una llamada que advertía de la colocación de un artefacto explosivo en las dependencias ministeriales. La Guardia Civil investiga en estos momentos la falsa alarma y asegura que los procedimientos empleados en la amenaza no son los habituales de ETA.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, hacia las 11:50 de la mañana de ayer martes, el Ministerio de Agricultura recibió una llamada que advertía de la existencia de un artefacto explosivo en las dependencias ministeriales. Inmediatamente, la centralita del Ministerio comunicó al oficial mayor –la persona responsable de ordenar el desalojo del inmueble- la existencia de la amenaza. Mientras tanto, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado fueron avisados de los sucesos, por lo que dio comienzo el protocolo de actuación para estos casos.   Al lugar de la amenaza, acudieron en primer lugar técnicos en desactivación de explosivos de la Guardia Civil que se encargaron de revisar las dependencias ministeriales junto con perros entrenados para encontrar artefactos. De la inspección ocular en el exterior del inmueble se encargaron efectivos de la Policía Nacional.   Finalmente, todo resultó ser una falsa alarma y los funcionarios ministeriales pudieron volver a su trabajo a partir de las 14:50 horas.   Acerca de la autoría de la llamada, la Guardia Civil asegura en las investigaciones preliminares que la amenaza “no se corresponde con ninguno de los rasgos habituales empleados por ETA”.   Según informara a este confidencial un portavoz oficial del Ministerio de Interior, la persona que realizó la llamada “no se ha identificado”.