Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Guardia Civil maniobra para evitar que el PSOE sustituya a Gómez Arruche con un General de su cuerda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la Benemérita crece la convicción de que podría haber llegado el momento de situar al frente del Cuerpo a un General de la institución. Eso sí: no sentaría nada bien que el PSOE relevara a Gómez Arruche con un oficial afín que ya tiene preparado para ese cometido. Según explican algunos mandos a El Confidencial Digital, existen dos o tres nombres alternativos que serían muy bien vistos.

En la Benemérita crece la convicción de que podría haber llegado el momento de situar al frente del Cuerpo a un General de la institución. Eso sí: no sentaría nada bien que el PSOE relevara a Gómez Arruche con un oficial afín que ya tiene preparado para ese cometido. Según explican algunos mandos a El Confidencial Digital, existen dos o tres nombres alternativos que serían muy bien vistos.

 

Dejando a un lado las voces que insisten en la escasa relevancia del actual director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, en las tomas de decisión que afectan al Cuerpo, se comienza a hablar con insistencia sobre la posible llegada de un General a la dirección de la propia institución. “Tras diecinueve años de superiores con escasas dotes –explica un mando de alta graduación- quizá haya llegado ese momento”.

 

Algunos mandos de la Benemérita ven con creciente preocupación los movimientos del Partido Socialista que ya tendría un candidato para ese puesto. Dentro de la institución no quieren oír hablar del tema y manejan, en cambio, los nombres de dos o tres Generales que ellos consideran idóneos, con gran predicamento y prestigio dentro del Cuerpo.

 

De momento, se prefiere no hacer públicos esos nombres, considerando además la gran dificultad que entraña esta operación. Para el Gobierno, explican algunos mandos, lo más sencillo sigue siendo contar con cargos políticos al frente de la Guardia Civil pues lo contrario entraña un riesgo que nadie ha querido correr hasta ahora.

 

Además, en la Benemérita existe la convicción de que si llegara a la dirección general un General del Cuerpo, habría una institución que pondría el grito en el cielo: el Cuerpo Nacional de Policía, que tampoco cuenta con una persona “de la casa” al frente.

 

Por lo tanto, se extrema la prudencia pero sin renunciar a un anhelo que parece en estos momentos no tan lejano como hace unos años.

·Publicidad·
·Publicidad·