Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El director general de la Guardia Civil asegura en privado ser un hombre de Presidencia de Gobierno y no de José Bono

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, desmiente en su círculo más cercano que deba su cargo a la intercesión del ministro de Defensa, José Bono. Según ha sabido ECD, Gómez Arruche declara a sus más allegados, además, que se siente seguro en su puesto, a pesar de algunas voces internas que le dan por cesado.

El director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, desmiente en su círculo más cercano que deba su cargo a la intercesión del ministro de Defensa, José Bono. Según ha sabido ECD, Gómez Arruche declara a sus más allegados, además, que se siente seguro en su puesto, a pesar de algunas voces internas que le dan por cesado. Como ya informara este confidencial hace unas semanas, en ámbitos del Ministerio del Interior se da prácticamente por cesado al máximo responsable de la Benemérita, según información recogida en altas instancias del departamento de José Antonio Alonso. Ahora, desde el entorno más cercano a Gómez Arruche trascienden algunos comentarios del propio director general, que asegura que debe su puesto al frente del Instituto Armado a “un nombramiento directo realizado desde Presidencia de Gobierno”. El propio director general desmiente, por tanto, una vinculación con José Bono en este capítulo. Las mismas fuentes aseguran que Arruche se siente seguro en su puesto. Se desmiente, por ejemplo, la existencia de una relación distante con el ministro del Interior. Gómez Arruche, explican, trata los temas con el ministro cuando tiene que tratarlos y da cuenta habitual de su trabajo al Secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, la persona designada para ese cometido. Se llega a decir, incluso, que el actual director general de la Guardia Civil habla más con el ministro del Interior que su predecesor, López Valdivielso, lo hacía con Ángel Acebes.