Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Guardia Civil investiga las imágenes grabadas por una cámara en las que se ve a tres encapuchados colocando la bomba del repetidor de Azpeitia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ETA hizo estallar el pasado domingo un artefacto junto a un repetidor situado en el monte Izarraitz, entre las localidades guipuzcoanas de Azpeitia y Azkoitia. Los etarras buscaban ‘golpear’ a la Ertzaintza. Interior ya está analizando las imágenes recogidas en el lugar.

En torno a las 11:00 horas de la mañana, la DYA de Guipúzcoa recibió una llamada de un comunicante anónimo alertando en nombre de ETA de la colocación de un artefacto en el repetidor de telecomunicaciones.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la Guardia Civil se encuentra en estos momentos analizando las imágenes de una cámara de seguridad del lugar en las que se ve a tres individuos encapuchados dirigirse hacia este monte para colocar el artefacto explosivo.

Estas fuentes explican que las imágenes de estos tres individuos transportando un “bulto” sospechoso fueron grabadas unas tres horas antes de que se produjera la deflagración de la bomba.

Tal y como informó el departamento vasco de Interior, varias patrullas de la Ertzaintza acudieron al lugar y acotaron la zona de seguridad hasta la llegada de los especialistas del cuerpo en desactivación de explosivos.

Una vez se llevó a cabo una inspección ocular en el lugar, los expertos observaron cómo en la puerta del repetidor se observaban restos de lo que podía haber sido la explosión de un artefacto, de lo que se deduce que la bomba había explotado antes de la llegada del primer agente al lugar.

Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ECD explican que la bomba estaba colocada con la intención de intentar ‘golpear’ a la Ertzaintza. El hecho de no haber avisado de la hora de la explosión, explican estas fuentes, demuestra que la banda pretendía que el artefacto hiciera explosión una vez que los agentes se hubieran personado en el lugar.

·Publicidad·
·Publicidad·