Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Guillermo Fernández Vara se dispone a adelantar el congreso del PSOE extremeño para que Rodríguez Ibarra abandone la secretaría y evitar la bicefalia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sustituto de Juan Carlos Rodríguez Ibarra a la Junta de Extremadura va a adelantar el congreso del PSOE extremeño, que estaba previsto para 2008. Fernández Vara pretende acelerar el proceso por el que Rodríguez Ibarra le ceda la secretaría general del partido y se complete el traspaso de poderes.

Fernández Vara cuenta con el respaldo del socialismo extremeño. De hecho, cuando Juan Carlos Rodríguez Ibarra dimitió y, después de seis legislaturas, se negó a ser cabeza de lista para las elecciones del pasado domingo, todos miraron al entonces consejero de Sanidad como su sustituto. Él era su hombre de confianza aunque Ibarra siempre negó que fuera una elección suya.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, vistos los buenos resultados electorales cosechados el 27-M –ha conseguido dos concejales más que su mentor-, Guillermo Fernández Vara tiene previsto ahora adelantar el congreso del PSOE de Extremadura, previsto para otoño de 2008.

Las fuentes consultadas por ECD confirman que Fernández Vara pretende evitar una bicefalia en el PSOE extremeño. Los socialistas prefieren que el cargo de presidente regional y secretario general recaigan en una misma persona. Sin embargo, cuando Ibarra presentó su dimisión como presidente de la Junta de Extremadura, se reservó el puesto de secretario general.

Por cierto que en un encuentro con José Luis Rodríguez Zapatero, entre mitin y mitin, Vara escenificó “un juego” con el jefe del Ejecutivo. El próximo presidente de la Junta de Extremadura le entregó a Zapatero un sobre cerrado con el resultado que, según él, iba a obtener en las elecciones. Eso sí. Le pidió que no lo abriera hasta el mismo 27-M, una vez conocido el escrutinio oficial.

Muy pocos saben los datos que contenía ese misterioso sobre del líder extremeño que debe conservar por algún lado el inquilino de La Moncloa.