Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La cúpula de IU considera que Felipe Alcaraz intenta fraguar un golpe de estado interno, utilizando al PCE como ‘segunda trinchera’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los máximos dirigentes de Izquierda Unida andan algo preocupados. No gusta nada la deriva que ha tomado Felipe Alcaraz que –según explican- está intentando hacerse fuerte en las federaciones grandes, localizadas en Andalucía y Madrid, para dar un golpe de mano.

Tenemos una cierta preocupación con todo esto y con el uso que del partido quiere hacer Felipe Alcaraz”. Son palabras de un político muy cercano y asesor directo de Gaspar Llamazares. A juicio de este entorno en la federación, Alcaraz llevaría meses maniobrando a través del Partido Comunista de España (PCE), cuyo secretario general sigue siendo Francisco Frutos, para intentar dar una especie de golpe de estado en IU.

“Nos está intentando presionar; quiere debilitar las tesis que defienden una amplia mayoría de IU. Pero le está costando por su soledad”, aseguran desde la federación. La percepción del equipo más cercano a Llamazares es que se ha recompuesto una nueva mayoría de fuerzas, en torno a las tres candidaturas que se salieron de la última Asamblea Federal.

Y el único que se mantiene opuesto y beligerante –sentencian- es el PCE de Felipe Alcaraz, que intenta usar esa estructura como ‘segunda trinchera’ para debilitar a IU. “Cada vez tiene menos respaldo y está intentando articularse entorno a dos federaciones grandes: Andalucía y Madrid”. Coincide, en concreto, con las tesis de Ángel Pérez y aglutinaría en torno a un 25-30% de IU en todo el Estado.

A juicio de la actual cúpula de la federación, la fiesta del PCE –que se celebró los días 15, 16 y 17 de septiembre en la Casa de Campo de Madrid- fue “una demostración de la decadencia de esta plataforma, por el tipo de actividades y por la insignificante presencia”. “Este declive está provocando la radicalización de sus dirigentes”, concluyen desde la calle Olimpo de Madrid.