Miércoles 07/12/2016. Actualizado 09:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Imam de la mezquita de Madrid asegura que Zapatero es un “hombre sabio” con un “pensamiento iluminado”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Moneir Mahmoud, el Imam de la principal mezquita de Madrid, participó este jueves en los desayunos informativos de Nueva Economía Fórum. Mahmoud aprovechó su intervención para alabar la política de Rodríguez Zapatero: “es un hombre cuya sabiduría palpamos a través de sus políticas”, “tiene un pensamiento iluminado que invita al diálogo de civilizaciones”.

Con ocasión de la presencia del egipcio Mahmoud, el desayuno del Hotel Ritz presentó ciertas singularidades gastronómicas: la presencia de pasteles de pistachos típicos de la repostería árabe y la ausencia de sandwiches con jamón york. La razón: los salones del hotel se llenaron de embajadores de países árabes en España y otras destacadas personalidades del mundo musulmán. Presidiendo la mesa central, no obstante, se encontraba el jovial embajador de Estados Unidos —aunque de origen cubano- Eduardo Aguirre. No se encontraba, sin embargo, el embajador de Israel, Víctor Harel, asiduo asistente a estos desayunos. No asistió ningún representante del Ejecutivo. Los cargos políticos más destacados fueron Mercedes del Palacio Tascón, directora general de la Función Pública y miembro del equipo directivo de la Sociedad Pública de Alquiler, y Estrella Rodríguez Pardo, directora general de Integración de los Inmigrantes. A pesar de que el Imam principal de España lleva muchos años viviendo en nuestro país y obtuvo su doctorado en la Universidad Autónoma de Madrid, no quiso realizar su intervención en castellano —idioma que dio muestras en varias ocasiones de conocer- y lo hizo en árabe. Los asistentes tuvieron que sufrir las incomodidades de la traducción simultánea. El Imam —que condenó muy duramente el terrorismo- dio muestras de prudencia, realizó un discurso muy correcto sin salirse del guión, y durante el turno de preguntas eludió las cuestiones más comprometidas. A pesar de las alabanzas a Zapatero anteriormente reseñadas, Mahmoud fue crítico con la política educativa del Gobierno y afirmó que sacar la religión de las aulas y sustituirla por la asignatura de ética favorece el surgimiento de terroristas. La explicación que dio fue la siguiente: “Esto es sumamente peligroso y puede ayudar al terrorismo, porque el ser humano se inclina a la religión, aunque se pueda apartar de ella en una época de su vida. Si reciben una formación religiosa de personas moderadas, ésta les protegerá su vida de cualquier tentación de extremismo o terrorismo”. El líder de la mezquita de la M-30 reconoció que conocía a algunos de los terroristas del 11-M —sobre todo al Tunecino- pero que tras su condena de los atentados del 11-S en NuevaYork, estos le dieron la espalda y rompieron su amistad. Mahmoud añadió: “Olí en ellos un pensamiento corrupto, pero no que eso fuera a conducir a los atentados de Madrid”. El Imam reconoció estar dispuesto a que el Ministerio del Interior controle el templo: “la mezquita está abierta a todos, el que quiera puede venir a escucharnos”. También condenó los recientes ataques a embajadas europeas en países musulmanes con motivo de las caricaturas, pero subrayó que la libertad de expresión implica responsabilidad y que no se puede agredir la dignidad de las creencias religiosas. Preguntado sobre la situación de la mujer en los países musulmanes, Mahmoud reconoció que éstas sufren algunas injusticias y discriminaciones, pero no por culpa del Corán, sino por intransigentes que no entienden la verdad del Islam. Afirmó que se debe también a tradiciones y costumbres populares, pero no al Islam.