Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Iñaki de Juana Chaos es cada día más reacio a que se le realice cualquier prueba médica: no quiere pesarse ni que le saquen sangre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esa resistencia es lo que ha llevado a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias a solicitar a la Audiencia Nacional los permisos necesarios para que se le realicen aquellas pruebas médicas que se consideren oportunas, para impedir un deterioro irreversible en su estado de salud.

Algunas de las prácticas médicas que se realizan a diario en los hospitales, como es controlar el peso o tomar la temperatura, no están siendo bien aceptadas por el etarra Iñaki de Juana Chaos. No es que antes fuese excesivamente colaborador pero,según reconocen fuentes penitenciarias a El Confidencial Digital, ahora “está siendo mucho peor que antes”.

De Juana Chaos no quiere que se le pese, ni que se le extraiga sangre, “muestra cada día una actitud menos colaboradora y más resistente”. Precisamente, una de esas analíticas realizadas en la cárcel de Aranjuez es la que reveló que el preso tenía carencia de potasio, algo que puede provocar problemas cardíacos.

La Unidad de Acceso Restringido del Hospital Doce de Octubre sigue siendo el lugar en el que permanece ingresado el etarra, cuyas medidas de seguridad son las más apropiadas para este caso. Iñaki de Juana Chaos lleva en huelga de hambre desde el pasado 7 de noviembre y en esta ocasión ha dicho que no quiere recibir visitas, para evitar que alguien especulara sobre la veracidad de este ayuno.

No obstante, fuentes penitenciarias han sido taxativos en sus declaraciones a este confidencial sobre este punto: “él no es quien para decir cómo tiene que establecerse el régimen de visitas”.

Una vez que los médicos que le atienden en el madrileño Hospital del Doce de Octubre le den el alta, el terrorista volverá a la prisión de Aranjuez donde está cumpliendo condena de doce años y medio por un delito de amenazas terroristas contra cinco responsables de prisiones.