Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Incómoda disyuntiva para el Gobierno tras el cambio de socio: IU no renuncia a la reforma de la Ley Electoral; CiU se opone rotundamente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Llamazares le recuerda a Zapatero en cada uno de sus encuentros la necesidad de reformar la Ley Electoral. IU propone un nuevo método: crear una “circunscripción electoral de restos”. El problema es que el gran perjudicado con este modelo sería el nuevo socio del Gobierno, CiU.

En las pasadas elecciones del 14 de marzo, IU obtuvo cinco escaños con 1.269.532 votos, mientras que CiU logró el doble –diez- con 829.046; el PNV, siete con 417.154; y ERC, ocho diputados con 649.999 votantes. Cerca de 750.000 votos de IU no sirvieron para ganar ni un escaño más. Con un sistema de asignación más proporcional que la ley de D’Hont, IU habría conseguido doce diputados.   Como ya informó El Confidencial Digital, la federación que coordina Gaspar Llamazares no está dispuesta a permanecer pasiva mientras el Gobierno sigue dilatando la reforma de la Ley Electoral del Estado. Poco a poco, están emprendiendo acciones para conseguir cambiar la normativa electoral de las Comunidades Autónomas.   Según ha podido saber ECD en fuentes de la dirección de IU, Gaspar Llamazares ha aprovechado sus últimos encuentros con Rodríguez Zapatero para recordarle la necesidad de reformar la Ley Electoral. El presidente del Gobierno había manifestado a Llamazares que plantearía la reforma en la presente legislatura, pero que, en cualquier caso, será difícil sacar el proyecto adelante sin el acuerdo del PP.   Así las cosas, el pasado miércoles, PSOE e IU pidieron en el Congreso que se constituyera, en la Comisión Constitucional, una subcomisión encargada de estudiar las distintas propuestas que han sido planteadas para modificar la Ley Electoral. El PP, CiU y PNV rechazaron la propuesta. PSOE e IU tuvieron que echar marcha atrás pero han anunciado que volverán a presentar otra nueva propuesta.   IU apuesta por una reforma sin necesidad de tocar la Constitución. Ya ha planteado varias vías, aunque reconoce que la más factible consistiría en incrementar de 350 a 400 diputados.   Los primeros 350 se asignarían, como hasta ahora, aplicando la ley de D’Hont. La novedad radicaría en la creación de una “circunscripción electoral de restos”, en la que se depositarían los votos de los partidos que no han servido para conseguir un nuevo escaño. Con los sufragios contenidos en la “circunscripción electoral de restos” se asignarán los nuevos 50 diputados. Este mecanismo se utiliza, por ejemplo, en Italia.   La principal dificultad de Zapatero para sacar adelante una reforma de la Ley Electoral, en estos momentos, es que el actual sistema a quien más beneficia es a su nuevo socio del Gobierno, CiU, que como se apunta arriba consigue el doble de diputados que IU con casi medio millón de votos menos que la federación de Llamazares.